Carteles y monedas unidos

Carteles y monedas unidos

Carteles y monedas unidos 219 400 admin

La nueva emisión conmemorativa de la ceca de Perth reproduce carteles de la I Guerra Mundial. El primero es la “Llamada desde los Dardanelos”, que se acuñará en emisión limitada, en plata, con facial de un dólar australiano y una onza de peso.

Una original forma de aproximarse a la historia de la I Guerra Mundial, de cuyo inicio se cumple un siglo este año, es la recuperación de la propaganda patriótica que generó. Esta es el tema elegido por la ceca de Perth para la primera emisión de una serie conmemorativa que constará de cuatro monedas diferentes, a razón de una nueva por año, que lleva como título “Carteles australianos de la I Guerra Mundial”.

Para situarnos en el contexto correcto, hay que recordar que, al inicio de la gran guerra, Australia ya había logrado un gobierno independiente, pero sus habitantes se seguían considerando británicos. Por eso los australianos acudieron masivamente a las llamadas de ayuda a la metrópolis alistándose en las numerosas oficinas de reclutamiento que surgieron por todo el país, exhortados tanto por los principales partidos políticos, iglesias, prensa, etc.

Sin embargo, las numerosas bajas causadas por la contienda hicieron necesarias nuevas campañas de alistamiento de voluntarios, como la que se ha elegido para ilustrar esta nueva moneda. La “Llamada desde los Dardanelos” presenta la imagen de uno de los soldados australianos que combatieron en la batalla de Galípoli en 1915. Ataviado con su característico sobrero, el soldado tiene un pie sobre la península de Galípoli y otro sobre Asia, y lanza el típico grito “cooee”. Junto a él aparece la frase “Won’t you come?” (¿No quieres venir?).

Esta campaña bélica que perseguía el aislamiento de los imperios centrales mediante el control del estrecho de los Dardanelos se saldó con más de medio millón de bajas entre los dos bandos y la derrota de los aliados. Sin embargo, a pesar de las numerosas víctimas, Galípoli es considerada en Australia un punto clave hacia la unificación de la nación, puesto que creó un intenso sentimiento patriótico entre los combatientes.

Las nuevas monedas tienen un peso de una onza en plata de 99,9 % de pureza. La emisión está limitada a 5.000 unidades, todas ellas en calidad proof. Al tratarse de piezas de curso legal, con valor facial de un dólar australiano, en el anverso aparece el preceptivo retrato de la soberana Isabel II.

X