El beso de Klimt

El beso de Klimt

El beso de Klimt 400 400 admin

La galardonada colección austriaca “Mujeres de Klimt” llega a su fin plasmando en moneda la obra más conocida del artista. Acuñada en oro, calidad proof, y en emisión limitada, ya está disponible para los coleccionistas.

El año 2012 la ceca de Austria inició una colección dedicada a uno de sus artistas más populares, Gustave Klimt, y a sus retratos femeninos bajo el título de “Mujeres de Klimt”. A lo largo de estos años, las sucesivas emisiones de esta serie repetían candidatura en los premios internacionales y han contado además con una excelente acogida por parte de los coleccionistas.

La primera moneda fue la dedicada a Adele Bloch-Bauer; en 2013 apareció la pieza titulada “La Expectación”; “Judith” protagonizó el tercer lanzamiento y el año pasado se acuñó la moneda dedicada a “La Medicina”. Qué mejor colofón para esta magnífica serie que la obra más conocida del pintor, “El beso”, que se ha reproducido en tantos y tantos soportes desde que se pintó hace más de un siglo y que además forma parte de su época dorada en la que hizo uso frecuente de laminillas de este metal en sus lienzos.

En el anverso de esta nueva moneda vemos en el centro un detalle del retrato de Emile Flöge, que Klimt pintó en 1902. En el lado derecho del campo se reproduce un retrato del artista tomado en 1908 en el jardín de Villa Adelfa en Attersee, vestido con la túnica que usaba para pintar y con los brazos cruzados. En esta cara figuran además el valor facial de la pieza, 50 euros, junto con la leyenda del país emisor.

En el reverso encontramos un detalla de “El beso”, su obra más conocida, pintada entre 1908 y 1909, y que se considera el beso más popular de toda la historia del arte. Al parecer la protagonista femenina de la escena fue Emile Flöge, con quien le unía una relación sentimental. Según algunas interpretaciones, el éxito de esta obra no reside tanto en su carga erótica, mucho menor que en otras obras del pintor austriaco, como en la intimidad que transmiten sus personajes.

Entre el profuso motivo de la moneda se distingue una letra T que es la última del apellido del pintor. La explicación de su presencia es que en cada una de las cinco monedas de esta colección aparecía una de las letras K-L-I-M-T hasta completar el nombre.

El volumen de emisión previsto para esta última moneda de la colección de las mujeres de Klimt es de 30.000 ejemplares, acuñados en oro de 936 milésimas, con un peso total de 10,14 gramos (10 g. de metal precioso) y un módulo de 22 milímetros.

Información e imágenes: ceca de Austria.

    X