Girona dedica una exposición al retrato en la medalla

Girona dedica una exposición al retrato en la medalla

Girona dedica una exposición al retrato en la medalla 500 332 admin

Hasta el 12 de septiembre puede verse en la Casa Masó la exposición Retratos de medalla: el espectáculo del bronce, la primera que se celebra en Girona, con la que se pretende dar a conocer el apasionante mundo de la medalla conmemorativa entre los gerundenses y quienes visiten la ciudad.

Con el título Retratos de medalla: el espectáculo del bronce, la Casa Masó de Girona se sitúa en el mapa de las ciudades que muestran su interés por la medalla, siendo además la primera exposición que se celebra en Cataluña dedicada al retrato durante el periodo artístico que va del Eclecticismo al Modernismo y el Novecentismo, cuando las medallas disfrutaron de gran éxito entre la sociedad y se convirtieron en testigos de todos los aspectos de la vida pública y privada.

La exposición reúne más de trescientas piezas realizadas entre fines del siglo XIX y las primeras décadas del XX. Un marco cronológico que concuerda temporalmente con la vida de Rafael Masó, el principal arquitecto de la ciudad, conocido por su obra Novecentista y en cuya casa se celebra la muestra. Así, su nacimiento en 1880, coincidió con las innovaciones técnicas que mejoraron el proceso de fabricación de la medalla, a la vez que imperaba el Eclecticismo, ese estilo que buscaba responder al gusto estético de una época cambiante. Más adelante, cuando se tituló como arquitecto (1906), el arte de la medalla se popularizó y se valoró, tanto durante el Modernismo como en el Novecentismo. Y finalmente, cuando Masó murió, en 1935, la medalla gozó de su último gran momento, antes de que los postreros latidos del Art Déco quedaran silenciados por la Segunda Guerra Mundial. De alguna manera, pues, la vida del arquitecto corrió paralela a la historia de la medalla y los estilos artísticos que triunfaron entonces.

La muestra se centra en el retrato, el primer y más importante tema desarrollado por la medalla a lo largo de su historia, y presenta tanto el rostro como el busto y la figura, con ejemplos de los principales autores españoles e internacionales que procuraron representar tanto el físico como la personalidad. Se pueden ver ejemplos de los inspiradores de la generación Art Nouveau, como los franceses Jules-Clément Chaplain, Oscar Roty o Jean-Baptiste Daniel-Dupuis, así como destacados exponentes de este movimiento, como Alexandre Charpentier, Ovide Yencesse, Louis Bottée o Hippolyte Jules Lefebvre. Además de Francia, países como Bélgica, Alemania y Austria también encabezaron la renovación de la medalla, de los que pueden verse figuras como el belga Godefroid Devreese, la alemana Luise Federn-Staudinger, el checo Stanislas Sucharda o el austriaco Rudolf Marschall.

Heinrich Kautsch, El escultor Albert Batholomé, 1905. Anverso, bronce, fundida, 77 x 98 mm. © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó

Heinrich Kautsch, Margo Lenbach, 1905. Uniface, plata, fundida, 32 ø mm. © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó.

Seis apartados, trescientas piezas

La muestra se estructura en seis apartados que permiten atisbar la variedad de ocasiones para las que se ha editado una medalla. El primer capítulo, Un homenaje para recordar, trata sobre los retratos que honran las personas, e incluye ejemplos de piezas de las que se hicieron largas ediciones, como las dedicadas por la Monnaie de Paris a músicos, escritores, científicos, artistas, etc. y que tanto éxito tuvieron hace ahora un siglo. Por oposición, se muestran también las ediciones cortas, unos retratos íntimos que celebran una fiesta familiar, un aniversario, un nacimiento, una boda… Unas piezas que son un tanto raras por conservarse pocos ejemplares pero que ilustran muy bien el gusto de la sociedad por querer recordar sus momentos más personales.

El segundo capítulo lleva por título El rostro del país, monarquías y repúblicas y se ocupa de la vertiente institucional, con los retratos de los monarcas y los miembros de sus familias, así como de políticos que ocuparon los cargos de presidentes o primeros ministros. Aquí se presentan varios retratos alegóricos de repúblicas sudamericanas, donde la Mariana francesa sirvió de modelo, visible en las piezas de Jorge María Lubary de Buenos Aires, Luis Tammaro de Montevideo o Augusto Giorgio Girardet de Rio de Janeiro.

S. A. Anduiza, Los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Exposición Hispano-francesa de Zaragoza, 1908. Anverso, bronce dorado, acuñada, 68 ø mm. © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó.

Autor desconocido, Alegorías al escultor y al pintor. Publicidad de las Exposiciones de Arte Ferruccio Stefani, 1903. Anverso, bronce, fundida, 82 x 51 mm. © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó.

El tercer capítulo trata Las caras de la guerra y recoge los múltiples rostros de los conflictos. No se ha querido mostrar únicamente a los militares, sino que se presentan aquellos que, por un motivo u otro, fueron víctimas de las disputas: huérfanos, ancianos, médicos, enfermeras… En este ámbito se exhibe en primicia un modelo para torno reductor del belga Godefroid Devreese para la medalla Alimentación de la infancia (1916), siendo este uno de los pocos conocidos, pues únicamente se sabe de otros cuatro preservados en la Biblioteca Real de Bélgica en Bruselas.

Godefroid Devreese, modelo para torno reductor, 1916- Placa de bronce y soporte de madera, 478 x 448 mm. © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó

El cuarto ámbito presenta La simbología en el retrato religioso con varios ejemplos que muestran su mensaje espiritual. La Natividad, las representaciones de hombres de la Iglesia (papas, cardenales, obispos…) así como actitudes que evocan la creencia religiosa (la oración, la plegaria, el rezo, etc.) completan este conjunto.

El quinto apartado lleva por título Alegorías o el clásico moderno y está dedicado a las muchas representaciones alegóricas, como las tradicionales del Comercio y la Industria, así como algunas nuevas por aquel entonces, como la Fotografía o el Deporte. En este apartado sobresalen piezas de gran interés numismático, como las medallas Art Déco de Raoul Bénard o las de Pierre Turin y Maurice Delannoy.

Pierre Turin, Portadora de flores, 1926. Uniface, bronce, fundida, 72 x 72 mm. © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó.

Finalmente, el último capítulo está dedicado a los animales y con el título A ellos también se les retrata muestra medallas y plaquetas que los retratan con su carácter y fisonomía. Cabe destacar aquí el mundo animalístico realista de Frédéric de Vernon y las pasionales que René Thénot realizó en África. Además, algunas se exponen por primera vez, como la serie que el barcelonés Eusebi Arnau realizó para la Asociación Rural del Uruguay en 1915, lo que permite contemplar en primicia un conjunto de gran rareza y valor artístico.

Actividades y catálogo

Más allá del interés para coleccionistas y numismáticos, la exposición tiene una voluntad didáctica, para dar a conocer el valor de este arte, así como el proceso de creación de una medalla y la importancia que tuvieron los artistas e industriales de la época. Por este motivo, las obras expuestas se complementan con numerosos documentos, fotografías y revistas nacionales y extranjeras que ayudan a contextualizar las piezas. Además, en la sala de exposiciones también se proyecta el documental The Medal Maker (EE.UU., 1929), que muestra el proceso de modelado y fabricación de la medalla que Laura Gardin Fraser realizó para la Sociedad Nacional de Escultura norteamericana.

La oferta educativa se complementa con una serie de conferencias, visitas guiadas y actividades para todos los públicos, de las que destacan la serie Diálogos… que entre abril y mayo han tenido como protagonistas al actor Martí Peraferrer, el escritor Martí Gironell y la diseñadora de moda Miriam Ponsa. Previa presentación de una medalla por parte del comisario, los tres invitados han explicado el valor del retrato en sus respectivas profesiones y han comentado varias de las piezas expuestas.

Antoni Parera, Exposición Internacional de Barcelona, 1929. Reverso, cobre, acuñada, estuche de cartón y terciopelo de la firma barcelonesa Eduard Ausió, 48 ø mm. © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó.

Eusebi Arnau, Carlos III. En ocasión de los 150 años de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, 1914. Anverso, plata, acuñada, 30 x 48 mm. © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó.

Eusebi Arnau, La reina regente María Cristina y el rey niño Alfonso XIII. Exposición Universal de Barcelona, 1888. Anverso, cobre y plata, acuñada, cinta de seda, 50 ø mm. © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó.

Para la ocasión, se ha editado el catálogo Retratos de medalla: el espectáculo del bronce con textos de los especialistas Miquel Crusafont, Laure Dorchy y Rossend Casanova. Publicado por Úrsula Llibres y la Fundación Rafael Masó, en sus 192 páginas incluye una selección de las medallas expuestas reproducidas a color. La edición es bilingüe, catalán e inglés (14 €).

DATOS BÁSICOS

  • Retratos de medalla: el espectáculo del bronce

Exposición producida por la Fundación Rafael Masó.

Comisariado: Rossend Casanova, vicepresidente de la Societat Catalana d’Estudis Numismàtics (IEC).

Casa Masó. Sala de exposiciones temporales

Calle Ballesteries, 29. Girona

Información: Tel. 972 413 989; Web: www.rafaelmaso.org

Entrada libre

De martes a sábado, de 10 a 18 h

Del 21 de marzo al 12 de septiembre de 2015

  • Catálogo: páginas de muestra disponibles aquí.

http://issuu.com/ajuntament_girona/docs/retrats_de_medalla

Dr. Rossend Casanova

Comisario de la exposición

Vicepresidente de la Societat Catalana d’Estudis Numismàtics (IEC)

Todas las fotos © Jordi Puig / Fundació Rafael Masó.

X