Historia de Polonia en sus monedas y sus reyes

Historia de Polonia en sus monedas y sus reyes

Historia de Polonia en sus monedas y sus reyes 400 400 admin

Continúa la colección dedicada a la historia de la moneda polaca con la pieza dedicada al ducado de Segismundo I el Viejo, en plata y emisión limitada. Su lanzamiento ha coincidido con el de una nueva pieza de la colección que reproduce la serie metálica del siglo XVIII dedicada a los reyes de Polonia.

Con mayor o menor fortuna son muchas las cecas que toman como inspiración sus monedas antiguas para nuevas colecciones. En esta línea, el pasado mes de junio la ceca de Polonia sacó al mercado dos nuevas emisiones de dos colecciones dedicadas a su historia nacional, ambas inspiradas en modelos de época.

La primera de estas colecciones lleva como título “Historia de la moneda polaca” y en esta ocasión recuerda el ducado de Segismundo I el Viejo. El reinado de este monarca (1506-1548) supuso un punto de inflexión en la historia monetaria polaca, que abandona un sistema monetario medieval para adoptar otro moderno, totalmente nuevo, basado en el zloty. En 1528 se introduce la moneda de oro, que es el ducado. En realidad la primera emisión áurea que se acuñó en el país fue una efímera serie realizada en Cracovia en la década de 1320, tan escasa que hoy en día sólo se conserva un ejemplar, y tan poco útil que no se volvió a acuñar oro en Polonia hasta más de dos siglos después, en forma de los ducados que trajo la reforma de Segismundo I.

Esta nueva moneda toma como modelo un ducado de 1529, cuyas dos caras se reproducen en anverso y reverso, pero añadiendo un anillo exterior y otros elementos preceptivos en las monedas oficiales de colección de Polonia. Así en el anverso vemos en el centro el anverso del ducado antiguo con el retrato del rey, ya de un estilo plenamente renacentista. En la parte derecha del flan aparece como una pequeña moneda insertada en el diseño, el águila emblemática de Polonia, con la leyenda del país, el año de emisión 2016 y el valor facial de la pieza, que es de 20 zlotyc. El anillo exterior reproduce la decoración de la cúpula de la capilla de Segismundo, en la catedral Wawel de Cracovia, el mejor ejemplo de la arquitectura renacentista del país, y lugar de enterramiento y coronación de los reyes de Polonia.

En el reverso el ducado de 1529 llevaba como tipo principal el escudo del rey, cuatripartito, con el escusón central de los Habsburgo por su madre, Isabel de Austria. Las letras C y N que lo flanquean aluden a la ceca de Cracovia y a la inicial del tesorero de la corona, de nombre Nicolaus.

El anillo exterior de esta cara presenta la leyenda alusiva a la moneda original junto con la imagen de un águila y una corona impresas con láser y tomadas también de un modelo del siglo XVI.

De esta moneda está prevista una emisión máxima de 20.000 ejemplares, todos ellos en calidad proof, acuñados en plata de 925 milésimas, con un peso de 28,28 gramos y un módulo de 38,61 milímetros.

La puesta en circulación de esta moneda ha coincidido con el lanzamiento de una nueva moneda de la colección conocida como “Tesoros de Estanislao Augusto”. Esta serie reproduce en oro y plata la colección de medallas que mandó grabar dicho rey a finales del siglo XVIII con las efigies de los reyes de Polonia. La serie metálica original constaba de 22 medallas, labradas por los prestigiosos medallistas alemanes Johann Philip Holzhäuser y Johann Jacob Reichel entre 1791 y 1797-8, tomando como modelo los retratos pintados por Marcello Bacciarelli entre 1768 y 1771 para la habitación de mármol del castillo real de Varsovia.

La colección actual de monedas conmemorativas consta de 23 piezas, puesto que añade la moneda dedicada a Estanislao I Leszczynski, ausente de las series originales. Comenzó a emitirse en 2013 y hasta ahora han hecho su aparición nueve emisiones, siguiendo el orden cronológico de los monarcas. El pasado mes de junio le llegó el turno a Juan I Alberto (1492-1501), tercer hijo de Casimiro IV, hermano de Vladislao II, rey de Hungría y Bohemia, y de San Casimiro, como reza la leyenda del reverso.

Al igual que en el resto de la serie, el anverso reproduce el retrato del rey y el reverso es de tipo epigráfico, con una leyenda en varias líneas que resume la historia del reinado. Pero en estas monedas conmemorativas se añade al diseño original una leyenda circular en la que se recoge el nombre del país emisor, el valor facial y en la parte inferior del cospel, el águila y el año de emisión.

Las monedas se presentan en oro y plata. En el primer caso están acuñadas en metal precioso de la máxima pureza 999,9 milésimas, con un peso de 62,2 gramos y un módulo de 45 milímetros. El volumen de emisión es de tan solo 600 ejemplares, con un valor facial de 500 zlotyc. Las piezas de plata comparten peso, módulo y pureza de metal con las anteriores, aunque el volumen de acuñación asciende a 6.000 piezas y el valor facial desciende a 50 zlotyc.

Información e imágenes: Narodowy Banks Polski.

    X