Las nuevas Britannias

Las nuevas Britannias

Las nuevas Britannias 407 400 admin

La icónica imagen se renueva en las recientes emisiones de la Royal Mint en metal precioso, bullion, incluso en las series conmemorativas del centenario de la I Guerra Mundial.

El origen de la imagen de Britannia se remonta a la antigüedad romana, en concreto a las personificaciones de las provincias que mostraban las acuñaciones del Imperio, como la conocida serie de Adriano. En su iconografía se combinan los elementos guerreros -–el casco o la lanza- y la alusión al mar, reflejada en el tridente que sostiene como uno de sus atributos principales. A lo largo de sus dos mil años de historia, la personificación de Britannia ha ido variando y hemos visto cómo en ocasiones se ha incorporado a su imagen una rama de olivo en alusión a la paz.

Sea cual sea el diseño elegido, de lo que no cabe duda es de que la de Britannia es una de las imágenes más icónicas de la amonedación inglesa en los últimos siglos y un clásico que se renueva para estar siempre en primera línea del protagonismo monetario.

En las últimas semanas ha coincidido la aparición de varias emisiones de la Royal Mint en las que la imagen de Britannia aparece como tema principal, aunque tratada de diferentes modos.

La primera en la que vamos a fijarnos es esta nueva serie de bullion que la ceca británica ha lanzado en colaboración con la firma de metales preciosos A-Mark. Esta cooperación se produjo ya el pasado año en la emisión que celebraba el año chino de la serpiente y ahora, en 2014, le toca el turno al año del caballo.

Al diseño tradicional con Britannia como protagonista se añade ahora el guiño al pujante mercado chino con la incorporación del símbolo del caballo en el canto de la moneda, en alusión al horóscopo. Como reza la propaganda de la moneda, es la primera vez en mil cien años de historia de la ceca que una pieza de una onza de plata es embellecida con un símbolo del calendario lunar chino. Además, en la misma serie se oferta la onza en oro de la máxima pureza -999,9 milésimas-.

La colección de Britannia en calidad proof para 2014 nos presenta una imagen de estilo art deco, que se muestra en pie y elegante delante de un globo en tres dimensiones. La acompaña además otro elemento emblemático de Inglaterra, el león, que se sitúa protector a sus pies. El diseño es muy diferente al de inspiración griega que se utilizó en la emisión de 2013.

Otra novedad que presenta esta serie es que incluye la moneda más pequeña acuñada en el país desde la conquista normanda, tan solo una cuadragésima parte de onza, que se pondrá a la venta en septiembre.

También entre las numerosas acuñaciones conmemorativas realizadas con motivo del centenario del inicio de la I Guerra Mundial, encontramos una nueva reinterpretación de la imagen de Britannia.

Se trata de esta moneda de veinte libras que recuerda la llamada a las tropas al comienzo de la contienda. En ella vemos la figura de Britannia, de nuevo en estilo art déco, vigilando la salida de los primeros contingentes hacia Francia. La elección de este estilo en las dos últimas monedas que estamos viendo no es casual, ya que se trataba de la tendencia artística más de moda en la época en la que se desarrolló el conflicto.

Esta pieza de plata tiene un volumen de acuñación limitado a 250.000 ejemplares para los que se prevé un éxito similar a la moneda que le precedió en la serie, la dedicada al nacimiento del príncipe Jorge, que se vendió en su totalidad. Y es que cada una de estas monedas, acuñadas en plata de la máxima pureza, con un peso de 15,71 gramos y un módulo de 27 milímetros, se vende al mismo precio de su valor facial, tan solo 20 libras.

Para quienes prefieran el oro, o una mayor cantidad de metal precioso, y puedan permitírselo, la serie presenta los mismos diseños en piezas de cinco onzas en oro o en plata.

    X