Áureo & Calicó: Selección 2014

Áureo & Calicó: Selección 2014

Áureo & Calicó: Selección 2014 500 244 admin

500 monedas espectaculares en el catálogo que se rematará el próximo jueves 20 de marzo en Barcelona a partir de las 16 horas, con algunas de las joyas de la historia de la numismática española.

Como cada año, coincidiendo con la semana de numismática de la ANE, la prestigiosa firma barcelonesa Áureo & Calicó elige entre lo mejor de su oferta para confeccionar una subasta “Selección” que haga honor a su nombre. Medio millar de lotes que van desde moneda antigua hasta extranjera y billetes, con predominio de la moneda española, en la que brillan algunas de las piezas más apreciadas de la numismática peninsular.

Comenzará el remate con un interesante trío de áureos alto-imperiales, y sigue con el capítulo de moneda hispánica, donde ya encontramos la primera de las rarezas. Este denario de la ceca celtibérica de Kolounioku (lote nº 4) presenta como símbolo dos líneas verticales y el signo ibérico ko detrás de la cabeza del anverso. Al parecer sólo se conocen dos ejemplares de este tipo, este que sale ahora a subasta, a partir de 5.000 euros, y el que apareció en el tesoro de Palenzuela, actualmente en el museo de Palencia.

Avanzamos hasta las emisiones de los reinos cristianos de la Edad Media, un capítulo repleto de lotes interesantes, de gran valor y rareza. Podemos empezar mencionando este croat acuñado en Barcelona por Pedro II (lote nº 23), rarísimo y en excelente estado de conservación, cuyo precio de salida es de 4.000 euros.

Este morabetino de Alfonso IX (lote nº 75) se atribuye al taller de Salamanca por los arcos que aparecen bajo el león y que podrían representar el puente romano sobre el Tormes. Es pieza rarísima, muy bella, con brillo original y excelente estado de conservación, por la que se puede pujar a partir de 25.000 euros.

Como pieza posiblemente única se presenta esta dobla de 35 maravedíes batida en el taller de Sevilla para Pedro I (lote nº 81). Su peculiaridad reside en que la marca de ceca S se sobrepone a XX, que marcarían un valor erróneo. Su precio de salida a subasta es de 2.500 euros.

Otra moneda rarísima es esta dobla de 20 maravedíes (lote nº 84) que hoy en día se atribuye a Enrique II, el primero de la dinastía Trastámara, batida quizás en la ceca de Burgos. Tiene un precio en catálogo de 7.000 euros.

Mucho más rara y valiosa es la moneda que vemos a continuación: un real de Juan de Gante, duque de Lancaster (lote nº 87), acuñado posiblemente en una ceca móvil en Galicia durante la expedición que dirigió contra Enrique II para reivindicar el trono de Castilla en nombre de su esposa Constanza, hija de Pedro I. Además del enorme interés histórico de esta moneda, plasmado en sus leyendas, se trata de uno de los tres únicos ejemplares conocidos, que se presenta en un excelente estado de conservación. Así no extraña su precio de salida fijado en 40.000 euros.

Para finalizar con este interesantísimo capítulo de emisiones medievales, no podemos dejar de mencionar la oferta de acuñaciones de Alfonso de Ávila, con reales de Sevilla y Toledo (lotes nº 112-113), otro rarísimo medio real de esa misma ceca castellana (lote nº 114) o esta dobla del mismo taller (lote nº 111), por la que se puede pujar a partir de 8.000 euros.

Los Reyes Católicos dan inicio al amplio apartado de monarquía española, el más abundante del catálogo con sus más de trescientos lotes. Aunque entre las emisiones de Isabel y Fernando hay ejemplares muy interesantes, como no podía ser de otra manera en una subasta selección, es mucho más llamativa la representación de acuñaciones a nombre de Juana y Carlos. Por ejemplo, este tipo de real de Zaragoza, con un escudo totalmente distinto al habitual en estas acuñaciones, (lote nº 134) es conocido por solo dos ejemplares. El precio en catálogo de esta rarísima moneda es de 3.000 euros.

También de la ceca aragonesa proceden las otras dos grandes rarezas de este apartado. La primera sería el doble ducado (lote nº 138), ejemplo de las mejores acuñaciones áureas de esa región, pero muy por encima hay que situar estos cuatro reales (lote nº 137), que se presentan como el mejor ejemplar conocido de esta rarísima emisión. Sale a subasta a partir de 45.000 euros.

Si hablamos de joyas de la numismática española, una de las primeras palabras que se nos viene a la cabeza es cincuentín. Pues bien, en este catálogo salen a subasta no uno, sino nada menos que tres cincuentines, de los años 1617, 1618 y 1620 (lotes nº 160-162). Sin duda, el más raro es el del primero de esos tres años, puesto que las fuentes solo hablan de la autorización real para la acuñación de veinte piezas, que no se completó, de las que hoy en día únicamente conocemos tres. El precio de inicio en la puja de esta moneda excepcional es de 75.000 euros, mientras que los cincuentines de 1618 y 1620 se subastarán a partir de 30.000 y 40.000 euros, respectivamente.

Al Real Ingenio de Segovia le debemos además piezas tan bellas como los dos escudos de 1610, que salen a subasta con el nº 164 y 18.000 euros de puja mínima, o los cuatro escudos de 1607 (lote nº 165), otra pieza fuera de serie, además de por su rareza por su estado de conservación casi sin circular. De ahí su precio en catálogo de 60.000 euros.

Felipe IV tampoco se queda muy atrás en su representación monetaria, vean si no, esta pieza de un escudo de la ceca de Segovia (lote nº 169), inédita, considerada única y en calidad casi sin circular.Hasta ahora sólo se conocía una moneda de un escudo acuñada en Segovia para este reinado, con fecha 1628 y sin marca de ensayador; la que sale a la puja en este catálogo con doble sigla de ensayador, es posiblemente una prueba de una emisión que no se llegó a realizar. Esta pieza extraordinaria sale a subasta a partir de 20.000 euros.

Aunque la joya del capítulo podría ser también la onza segoviana con fecha 1637/6 (lote nº 170), pieza de extrema rareza, en conservación casi sin circular, que sale a la puja desde 75.000 euros.

Del último de los Austrias les mostramos otra pieza que también podría ser única. Se trata de esta onza acuñada en Sevilla para Carlos II (lote nº 175), con fecha 1689/8, en excelente estado de conservación, por la que se puede pujar a partir de 9.000 euros.

La llegada de los Borbones no disminuye un ápice la calidad de las monedas ofertadas, y con Felipe V seguimos encontrando piezas únicas, como los 4 reales de Sevilla de 1705 (lote nº 184: salida en 2.500 euros), o rarísimas como las onzas de Madrid de los años 1719, 1729 y 1730 (lotes nº 191-193), con inicio en 9.000, 8.000 y 6.000 euros, respectivamente.

Y siguiendo en la misma ceca, aunque ya del reinado de Fernando VI, la media onza de 1749 (lote nº 213) y la onza de 1750 (lote nº 215), esta última en excelente estado de conservación, con un precio de salida a subasta de 12.000 euros.

Son muchos los ejemplares de ocho escudos que podrían comentarse por su rareza y valor, aunque solo podemos mencionar algunos de ellos, como este otro, de nuevo de la ceca de Madrid (lote nº 247), acuñado para Carlos III en 1760, extraordinariamente raro, que parte a la puja desde un precio en catálogo de 30.000 euros.

El siglo XIX aún depara algún ejemplar más, como esta onza batida en la ceca móvil de Cataluña en 1814 (lote nº 421), aunque, ya saben, ni se acuñaron en ese taller ni en 1814, sino en Barcelona en 1822. En cualquier caso, se trata de piezas rarísimas como la que vemos, que saldrá a subasta desde 12.000 euros.

La sección de moneda española se cierra con el sistema de la peseta pero recién iniciado el siglo XX, y después vendrá el pequeño capítulo de moneda extranjera, en la que alguna pieza brasileña o suiza podría dar la sorpresa.

Y para terminar, un pequeño, pero selecto, surtido de medallas y billetes, y entre estos últimos, de nuevo un ejemplar único: estas 50 pesetas emitidas en Gijón en 1937, sin numerar y en muy buena conservación (lote nº 492) por el que se puede pujar desde 6.000 euros.

Sin duda estamos ante una subasta de las que dará que hablar y esperamos que los resultados estén a la altura de la calidad de la oferta.

    X