Exitoso remate de Künker en Berlín

Exitoso remate de Künker en Berlín

Exitoso remate de Künker en Berlín 500 248 admin

La subasta que daba inicio a la World Money Fair se salda con resultados por encima de las estimaciones, un gran número de pujas y los excelentes resultados de las piezas de oro británicas, además de la esperada buena acogida de las monedas de Alemania y Rusia.

Una vez tenemos que comenzar nuestro comentario sobre el remate de la última subasta de la prestigiosa firma alemana Künker diciendo que el montante obtenido ha superado holgadamente las estimaciones previstas. Frente a los cuatro millones de euros que sumaban las expectativas publicadas, se ha llegado hasta los seis millones -–un cincuenta por ciento más- gracias, en buena parte a los excelentes resultados de la moneda alemana, especialmente de la colección de acuñaciones de Prusia. Veamos algunos ejemplos.

Esta rarísima pieza acuñada en Sagan en 1630 para Albrecht von Wallenstein, duque de Friedland (lote nº 324), presenta un precioso y completísimo escudo con trece cuarteles y en el anverso un detallado retrato del famoso militar. Su precio de salida era de 16.00 euros que se han multiplicado hasta obtener un remate de 130.000.

También alcanzaron precios de récord las monedas de oro británicas, como sucedió con estas cinco guineas de Jorge I (lote nº 444), acuñadas en 1726 en Londres, que pasaron en la puja de 10.000 euros de estimación a 36.000 de remate.

No por menos esperadas dejan de sorprender las subidas de las monedas rusas. En esta ocasión los puestos de pódium los han obtenido esta espectacular medalla de oro de sesenta ducados (lote nº 702), batida por el zar Nicolás I con motivo de la muerte de su madre, la zarina María Feodorovna, en 1828. Pieza de la más alta rareza, se calculaba que podría alcanzar 75.000 euros de adjudicación, que han quedado pulverizados por los 180.000 de martillo.

Tampoco está nada mal el resultado obtenido por este ejemplar de 12 rublos de platino (lote nº 687), también de Nicolás I, acuñados en San Petersburgo en 1837, cuya adjudicación ha sido de 100.000 euros, muy por encima de los 40.000 estimados.

Y por cerrar este capítulo, mencionaremos este rublo de Catalina I (lote nº 637). también acuñado en San Petersburgo, aunque en 1725, por el que la puja mínima era de solo 8.000 euros, si bien el precio obtenido ha sido de unos nada desdeñables 52.000.

Además de los buenos resultados obtenidos, la firma Künker destaca la numerosa presencia de pujadores en la sala, más de trescientos, lo que no deja de ser digno de mención cuando estamos viendo que, gracias a las nuevas tecnologías, se está reduciendo enormemente la presencia de público para pujar “in situ”.

    X