Moneda hispánica de la colección Huntington

Moneda hispánica de la colección Huntington

Moneda hispánica de la colección Huntington 500 236 admin

La nueva subasta extraordinaria de Jesús Vico SA, que tendrá lugar el próximo 9 de octubre, saca a remate más de 600 lotes de moneda hispánica de excepcional importancia historiográfica, ya que se trata de muchas de las piezas con las que se redactaron las obras en las que se sustenta el estudio de la numismática antigua española.

Ya está en la calle el esperadísimo catálogo de la nueva subasta extraordinaria de Jesús Vico SA con las monedas de la antigua colección Huntington que formaban el monetario de la Hispanic Society de Nueva York. El remate se celebrará en el Salón duque de Wellington del Hotel Wellington de Madrid en dos sesiones: la de mañana, con los lotes de moneda antigua, a partir de las 10:00 horas, y la vespertina, a partir de las 16:00 horas, con moneda medieval, moderna y contemporánea.

Los 619 lotes de moneda antigua se han dividido en dos grandes capítulos, dedicado el primero a la moneda hispánica en casi todas sus variantes, presentándose monedas ibéricas, celtibéricas, con leyenda fenicia y púnica, o con epígrafes latinos, terminando con las series ibéricas de la narbonense. El segundo gran apartado lo forma la moneda hispano-romana, las también denominadas acuñaciones provinciales.

La variedad de cecas y emisiones recogidas es apabullante, así como el pedigrí que se ha conseguido rastrear de las piezas. Así, algunas monedas como la moneda inventada que se buscaba asimilar con Tartesos (lote nº 422) está ya constatada en la obra del P. Enrique Flórez en el siglo XVIII.

Y es que no podemos olvidar que una gran parte de las monedas que salen a subasta en este catálogo son aquellas con las que se elaboraron las grandes obras de la numismática española, como la de Antonio Delgado, el padre de la numismática moderna en España en tantas facetas, pero, principalmente, La moneda Hispánica de Antonio Vives. Este libro, que ha sido la obra de catalogación de la moneda antigua española durante generaciones, se ilustró en gran parte con las monedas de la antigua colección Cervera, que pasó a engrosar los fondos de la Huntington entre finales del siglo XIX y comienzos del XX. De ahí que muchas de las monedas de este catálogo sean las mismas que ilustró Vives y que no habían podido verse en más de un siglo.

Un repaso detallado da como resultado una buena cantidad de piezas rarísimas, e incluso únicas, aunque aquí sólo podamos comentar algunas de ellas. Podríamos comenzar con un denario de Arekoratas (lote nº 15) de un tipo conocido por sólo dos ejemplares, siendo este el único en manos privadas. Su precio de salida es de 1500 euros.

La selección de dracmas de Arse es sobresaliente, con más de una docena de ejemplares, de tipos diferentes. Entre las más antiguas, destaca esta con cabeza femenina con casco y toro de rostro humano (lote nº 60), que sale a subasta a partir de 1300 euros.

De gran belleza y en muy buenos estados de conservación se ofertan dos denarios de Ausesken, con los nº 85 y 86, con un precio de inicio cada uno de ellos de 1200 euros.

Con un precio de salida mucho menor, aunque podría tratarse de una pieza única, tenemos un as de Baskunes (lote nº 106), con jinete con espada, a partir de 500 euros.

Sólo se conocen dos piezas de la rarísima emisión de Cilpes (Silves, Portugal), y la que sale ahora a subasta (lote nº 154), de la antigua colección portuguesa Iudice dos Santos, es la única en el mercado, de ahí que su precio de salida ascienda a 2000 euros.

La rarísima emisión con leyenda EBVSITANV es conocida desde hace mediados del XIX, si bien aún no ha podido ofrecerse una explicación lógica a su acuñación. Sin duda, las piezas son auténticas y una auténtica excepcionalidad en la serie hispánica. La que sale en el catálogo con el nº 163 tiene un precio de salida de 1500 euros.

El quinario de la ceca de Iltirta (lote nº 209) es la moneda de más valor de esta sección, con un precio de inicio de 4500 euros, que se justifica por su enorme rareza y su estado de conservación.

La ceca de Ilturo es probablemente la mejor representada en esta subasta puesto que se ofertan varias piezas únicas y otras de tipos conocidos por sólo dos ejemplares. Valga como ejemplo el sexto con un delfín en reverso (lote nº 236), pieza única que se subasta a partir de 700 euros. Estas monedas procedían de la antigua colección Cervera quien había adquirido en parte o en su totalidad algunas de las colecciones catalanas más importantes de su época, como la de Celestino Pujol y Camps, heredada de su padre Pujol y Santos, o la de Domingo Bazán.

Otro raro quinario es el de Kese (lote nº 277), con un precio en catálogo de 2000 euros.

Frente a un aparente predominio de las cecas celtibéricas, los talleres de la Ulterior cuentan también con piezas de calidad extraordinaria, como este as de Lastigi (lote nº 315), a subasta a partir de 1000 euros.

Podría decirse que la estrella de esta sección es la controvertida pieza de Libiakos (lote nº 325), que ha sido objeto de opiniones contrarias a lo largo del más de siglo y medio transcurrido desde que fue dada a conocer. Todos los indicios apuntan a que se trata de una moneda auténtica, lo que la convierte en la más rara de la Celtiberia. Esta pieza excepcional podrá adquirirse a partir de 4000 euros.

Otro ejemplar rarísimo, cuyo pedigrí puede rastrearse hasta el siglo XIX, es la unidad de Lutiakos (lote nº 327), de un tipo conocido por no más de tres ejemplares. Su precio en catálogo es de 1000 euros.

Uno de los denarios más raros de las emisiones hispánicas es el de la ceca de Oilaunikos, como el que se subasta con el nº 348 a partir de 1200 euros.

Siguiendo con la plata, el denario de Sekaisa con marca SE y jinete con palma (lote nº 389) tiene un precio de salida de 1500 euros.

Nada menos que dos quinarios se ofertan de la rarísima emisión en este valor de Sesars (lote nº 412-413), cuando Villaronga sólo da noticia de tres.Sus precios, 3500 y 2000 euros, respectivamente.

Otra unidad rarísima, conocida por sólo dos ejemplares, es la de la ceca de Tirsos (lote nº 424), de donde su salida en 1000 euros.

De nuevo son los quinarios las piezas más raras de la nutrida representación de la ceca de Turiasu, como el lote nº 441, con cabeza galeada, a partir de 2500 euros, o el nº 444, a partir de 3000.

La calidad y variedad no descienden en el capítulo de las emisiones hispano-romanas, donde es posible disfrutar de ejemplares en muy buenos estados de conservación y con hermosas pátinas. Una muestra podría ser este sestercio de Tiberio del taller de Caesaraugusta (lote nº 509), con salida en 700 euros, o este de Calígula (lote nº 521), de la misma ceca, a subasta a partir de 1000.

El mismo precio de salida presenta este as de Tarraco (lote nº 611), con la imagen de Augusto divinizado, o el de Turiaso (lote nº 611), con Augusto divinizado y entronizado (lote nº 616).

En resumen, se trata de una catálogo para disfrutar y para guardar, y del que podríamos comentar muchas más piezas. De momento, dejamos para nuestra próxima edición el comentario de la segunda sesión de la subasta, que nos depara muchas más sorpresas.

X