Primera subasta de Hekte

Primera subasta de Hekte

Primera subasta de Hekte 500 254 admin

La nueva firma barcelonesa se estrena con éxito en su primer remate, celebrado en colaboración con ACR los pasados 17 y 18 de junio. Buen porcentaje de ventas y algunas subidas inesperadas, especialmente en los capítulos de moneda antigua.

Los estrenos nunca son fáciles, máxime cuando parece que la técnica se confabula contra uno, pero aún así en Hekte han sabido solventar las dificultades y han cerrado su primera subasta en sala con muy buenos resultados. Contaban con la colaboración de otra empresa más veterana, Art Coins Roma (ACR) para quien esta subasta hacía ya la número 16, aunque la primera en la Ciudad Condal.

La oferta que ambas firmas habían preparado tenía su punto fuerte en la moneda antigua, tanto griega como romana, con una abundancia de lotes y un surtido que no se estila en las subastas celebradas hasta ahora en nuestro país. Y es en estos capítulos donde han obtenido los mejores resultados en términos generales.

Ha habido subidas reseñables y también algunas sorpresas, como le de este nomos de Tarento (lote nº 27), que ha pasado tras las sucesivas pujas de 200 euros iniciales a 1.700 de martillo.

Esta tetradracma siracusana (lote nº 162) de la dinastía dinoménida (485-466 a.C.), de estilo arcaico, vio duplicar su precio desde 800 euros de salida hasta 1.600 de adjudicación.

Entre las bellas acuñaciones de los cartagineses que salían a subasta hay que mencionar este trihemishekel de la ceca metropolitana (lote nº 211), magnífica pieza de electro de una rara variante, por la que se fijó una puja mínima de 2.800 euros que se convirtieron finalmente en 4.100.

En cuanto al shekel hispano-cartaginés de la emisión de cabeza de Tanit y caballo saltando con estrella (lote nº 214), fue adjudicado en 955 euros frente a sus 800 de catálogo.

Otra subida importante fue la de esta tetradracma de Tarsos (lote nº 223) englobada entre las acuñaciones póstumas de Alejandro Magno. Rara y en muy buen estado de conservación, su precio pasó en la puja de 240 euros de salida a 1.900 de remate.

De entre las acuñaciones romano-republicanas, en las que destacaban las emisiones más antiguas, llamamos su atención sobre este victoriato (lote nº 321) que vio cómo su precio de salida se multiplicaba por más de diez, en concreto subió desde 104 euros de inicio hasta 1.300 de martillo.

Aunque donde se vieron los precios más altos fue en los áureos del Alto Imperio, una de las secciones con pujas más animadas. Sin duda hay que destacar los remates de los áureos de Nerón, especialmente éste (lote nº 484), con un soberbio retrato del emperador, que pasó de 1.600 euros de salida a ser adjudicado en 4.100.

O el de Domiciano (lote nº 512), rematado en 5.000 euros, más del doble de los 2.400 euros que se habían fijado como puja mínima. Junto a él, este bello sestercio (lote nº 513), adjudicado en 1.200 euros cuando su salida era de solo 256, nos indica que no sólo el oro obtuvo buenos resultados en este capítulo.

Otra de las grandes apuestas del catálogo de esta subasta era el capítulo dedicado a las emisiones sicilianas, especialmente las realizadas en la isla bajo el dominio de Aragón. Sin embargo los resultados obtenidos no estuvieron acordes con la calidad de la oferta y la mayoría de las piezas de mayor valor se quedaron sin ser adjudicadas. Frente a esto, tampoco faltó alguna que otra subida inesperada, ejemplificada en este caso en este medio pirral de la ceca de Messina (lote nº 749) acuñado entre 1377 y 1392 a nombre de María, que partía a la puja desde unos modestos 100 euros y fue rematado finalmente en 1.800.

Desde Hekte han dado las gracias a todos quienes han hecho posible este éxito, que se traduce en un volumen de ventas de 190.000 euros. Ya han abierto el plazo para consignar piezas para sus próximos remates y les deseamos el mejor de los futuros en esta nueva faceta que acaban de emprender.

X