Remates de Ibercoin

Remates de Ibercoin

Remates de Ibercoin 500 245 admin

La subasta en sala de la firma madrileña tuvo lugar el pasado 3 de diciembre. Entre las adjudicaciones, destacan los 31.500 euros alcanzados por estos rarísimos ocho reales de Fernando VI.

La pasada semana tuvo lugar en el hotel Meliá Castilla de la capital de España la subasta en sala de la firma madrileña Ibercoin, en la que se sometieron al veredicto del martillo un total de 1073 lotes entre moneda antigua, española de todas las épocas, emisiones extranjeras, billetes nacionales y extranjeros, medallas, condecoraciones y lotes de conjunto.

La moneda española acaparó la mayoría de los remates más altos, pero tampoco faltaron en la lista de las mejores adjudicaciones piezas de otras procedencias. Por ejemplo, hay que mencionar los 1.770 euros en que se remató la estátera áurea de Filipo II de Macedonia, acuñada en la ciudad de Colofón (lote nº 3015), que partía de una puja mínima de 1.350.

Muy buen resultado obtuvo este áureo de Antonino Pío (lote nº 3141), con la imagen del emperador estante sosteniendo un globo en el reverso, que pasó en la puja de 3.750 euros de salida a 5.000 de martillo.

El excelente sevillano de los Reyes Católicos (lote nº 3270) realizó un precio final de 1.700 euros, algo por encima de los 1.500 fijados de inicio en el catálogo

Pero las subidas más reseñables se vieron ya con la dinastía de los borbones, especialmente en las grandes piezas de oro. Así, los cuatro escudos de Sevilla, acuñados en 1729 para Felipe V (lote nº 3355) pasaron de 1.700 euros de salida a 2.600 de remate, y la onza de Lima de 1725 (lote nº 3358), batida durante el brevísimo reinado de Luis I, subió desde 2.500 euros de inicio hasta 4.000 de adjudicación.

Aunque sin duda el gran remate de la subasta fue el de es este rarísimo ejemplar de ocho reales (lote nº 3370), batido en la ceca de Santa Fe de Nuevo Reino en 1759 para el rey Fernando VI, que salía en 30.000 euros y realizó un precio de martillo de 31.500.

No se vieron demasiadas subidas llamativas, en una tónica general de precios moderados, que se mantuvieron cerca de las pujas iniciales incluso en el capítulo dedicado a las emisiones extranjeras. De este destacaríamos los 1.101 euros de adjudicación alcanzados por una moneda de cincuenta pesos de Méjico (lote nº 3951), del año 1947, subiendo desde 800 euros de puja mínima.

    X