Subasta de primavera en Künker

Subasta de primavera en Künker

Subasta de primavera en Künker 500 262 admin

Entre el 9 y el 13 de marzo, la firma alemana rematará en Osnabrück cerca de 6.700 lotes en cuatro diferentes catálogos, con importantes colecciones de moneda alemana, condecoraciones, emisiones romano-republicanas y un largo etcétera.

A lo largo de cinco días, toda una semana laboral, Künker rematará los cuatro diferentes catálogos en los que ha dividido su subasta de primavera, una oferta amplia y variada, con predominio de la moneda alemana y europea, pero también con catálogos dedicados en exclusiva a condecoraciones y moneda antigua.

Comenzando por el mismo orden en que se desarrollará el remate, les hablamos del primero de los catálogos (nº 259), con alrededor de 800 lotes, que está dedicado a órdenes y condecoraciones, especialmente alemanas, pero con una importante representación de Gran Bretaña, así como de otros países europeos y de la Santa Sede, así como países de ultramar (Méjico, Nepal) y del Imperio Otomano. De este último, les mostramos la condecoración de primera clase, en plata y brillantes, de la orden de Medjidjie (lote nº 766), fechada a finales del siglo XIX, que sale a subasta a partir de 16.000 euros.

No podía faltar una importante muestra de moneda rusa, que se encuentra en el catálogo número 260, junto con la moneda de oro y las emisiones alemanas posteriores a la unificación. Sin embargo, en esta ocasión lo más llamativo de la oferta, a tenor de las estimaciones calculadas, se encuentra entre las grandes piezas de oro europeas, con rarezas como un doble ducado de la ciudad suiza de Lucerna (lote nº 1899), acuñado en 1741, que podría alcanzar los 30.000 euros.

Y, por supuesto, las monedas alemanas, con ejemplares como esta pieza de tres marcos de 1917 con la que se conmemoró el cuatrocientos aniversario de la reforma luterana (lote nº 2747), a subasta desde 48.000 euros.

O el tipo más raro de toda la serie imperial: los 20 marcos de Sajonia-Coburgo-Gotha de 1872 (lote nº 3141), en calidad flor de cuño, que podrían alcanzar los 60.000 euros de adjudicación.

Los interesados en moneda alemana encontrarán otro gran surtido de piezas de la región de Schleswig Holstein, así como de Dinamarca, en el siguiente catálogo, el número 261, dentro de la colección de Kurt Zentini. Le sigue otra colección temática, la de Konrad Bretschneider, que está dedicada a las emisiones del ducado de Sajonia-Altenburg, y el catálogo se completa con monedas y medallas alemanas y extranjeras de época medieval y moderna. Entre las grandes monedas que alberga esta última parte, tenemos un lingote de plata con valor de 30 tarí de Malta, acuñado en 1800 (lote nº 5794), durante la ocupación francesa de la isla. Se considera la mayor rareza de la historia numismática maltesa y su precio de salida es de 60.000 euros.

Del otro lado del mundo tenemos este dólar chino de 1911 (lote nº 5968), de la rara variedad de dragón con los bigotes largos, cuya estimación de remate asciende a 50.000 euros.

Por último, la semana de subastas concluirá con el remate del catálogo nº 262 dedicado exclusivamente a moneda antigua, con más de 1.550 lotes, que comienza con la moneda griega y ejemplares de la belleza de esta tetradracma sículo-cartaginesa (lote nº 7079), que podría alcanzar en la puja los 25.000 euros.

Aunque lo mejor de este catálogo se encuentra entre las emisiones romano-republicanas, con piezas muy poco habituales. Vean como ejemplo este quinario perteneciente a las primeras acuñaciones anónimas, fabricado en un taller del sur de Italia (lote nº 7392), con una puja mínima de 4.800 euros.

Este denario de Arrio Secundo (lote nº 7748) lleva en su anverso un retrato en el que algunos autores han creído ver la imagen de un joven Octaviano; sea o no él, se trata de una de las monedas más raras de época republicana y se presenta con una estimación de 12.500 euros.

Pero lo mejor, sin duda, se encuentra en los áureos, como el que lleva el retrato de Marco Antonio en el anverso (lote nº 7828), con una estimación de 25.000 euros.

Y especialmente este de Sexto Pompeyo (lote nº 7818) con el retrato de su padre y su hermano en el reverso, una de las grandes piezas del periodo de los Imperatores. Su precio podría alcanzar los 100.000 euros de adjudicación.

La sección de emisiones romano-imperiales nos sigue ofreciendo áureos valiosos e interesantes, como este de Marco Aurelio (lote nº 8100), en un espectacular estado de conservación y un precio de salida de 24.000 euros.

Pero los amantes de la moneda imperial también encontrarán aquí interesantes piezas en bronce y en plata, como un medallón de Marco Aurelio (lote nº 8096: estimado en 8.000 euros) o un antoniniano de Carino a nombre de Nigriniano (lote nº 8321: estimado en 2.000 euros), por citar un ejemplo de cada metal.

La estimación de los alrededor de 6.700 lotes que saca a subasta Künker en estos cuatro catálogos suma una cantidad que supera los seis millones y medio de euros. Habrá que ver una vez más si, como en las últimas subastas, los cálculos se quedan cortos.

X