Subasta de primavera en Künker

Subasta de primavera en Künker

Subasta de primavera en Künker 500 244 admin

Cerca de ocho mil lotes y nada menos que seis catálogos dedicados a moneda antigua, moneda medieval europea, monedas y medallas modernas, moneda sueca y moneda rusa y se rematarán en Osnabrück entre los días 12 y 16 de marzo. Una gran oferta, especialmente para los amantes de la moneda europea.

Toda una semana, en sesiones de mañana y tarde, durará el remate de la oferta de primavera preparada por la prestigiosa firma Künker. Tras la exitosa subasta celebrada en Berlín en el marco de la World Money Fair, y que se saldó con varios records, entre ellos el de la moneda más cara jamás vendida en Alemania -el rublo de familia de Nicolás I que se adjudicó en 650000 euros-, se vuelve a la sede habitual de Osnabrück con una atractiva oferta centrada especialmente en moneda europea.

El maratón de subastas comenzará con la moneda antigua, en cuyo catálogo encontramos 1113 lotes de muy variada procedencia. Además de moneda celta, griega, o romana, sorprende un apartado de moneda oriental con acuñaciones sasánidas, indias, omeyas, abasíes, ayubíes, mamelucas, mongolas, etc. Y, como suele suceder en las casas de subastas, entre la moneda griega se engloban las emisiones hispánicas, que en esta ocasión se reducen a cinco lotes (nº 124-128) con denarios celtibéricos de baskunes, bolskan e ikalesken, un as de Gadir y una dracma emporitana, esta sí griega. Entre las emisiones helénicas, cabe destacar una preciosa decadracma siracusana firmada por Evainetos (lote nº 174), que sale con una estimación de 15000 euros. También muy notable es una pentekaidecadracma (lote nº 385) acuñada en época de Ptolomeo III a nombre de Berenice II, cuyo valor se calcula en 20000 euros.

Entre las piezas romanas, sobresalen por su rareza y calidad dos áureos a nombre de Póstumo, el fundador del imperio galo escindido del poder de Roma, acuñados ambos en Colonia. El primero de ellos (lote nº 821) muestra en reverso al Sol conduciendo una cuádriga y parte con una estimación de 25000 euros; pero de mucha mayor belleza es el segundo (lote nº 823) que muestra en anverso los retratos de Póstumo y Hércules y en el reverso dos hermosos bustos femeninos que representan a Victoria y a Felicitas. Esta excepcional pieza tiene una valoración en catálogo de 75000 euros.

Algo posterior en el tiempo es otro rarísimo áureo (lote nº 830), acuñado por el usurpador Julio Saturnino a nombre del emperador Probo, en Antioquia c. 281 d.C. Se trata de la sexta moneda conocida acuñada por este gobernador de Siria que se rebeló contra su antiguo amigo y colega, de ahí la leyenda alusiva al legítimo emperador y a la victoria de los augustos (Victoriae Avgg) en el reverso. Ciertamente se trata de una rareza dentro de la amonedación romana y su valoración inicial es de 10000 euros, posiblemente porque está perforada.

Terminaremos esta sección con una moneda del Bajo Imperio, un sólido acuñado en Constantinopolis a nombre de Procopio (lote nº 865), pieza de la mayor rareza, entre otros aspectos porque este emperador fue objeto de damnatio memoriae tras su muerte. Su estimación en catálogo es de 40000 euros.

Con el título de “1000 años de historia monetaria europea. Glamour y fascinación de los tiempos medievales”, el segundo catálogo de esta subasta de primavera nos ofrece más de 1300 lotes de emisiones medievales desde los pueblos bárbaros hasta los años previos al Renacimiento. Una gran parte del catálogo está dedicada a las monedas de los territorios alemanes, aunque también es muy notable el capítulo de moneda lombarda y de emisiones francas y carolingias. De esta última destaca un dinero de Carlomagno (lote nº 1405), con su retrato en anverso acompañado de la titulatura imperial, pieza de enorme rareza que tiene una estimación de 30000 euros.

Sin embargo, para el coleccionista español quizás lo más interesante sea el conjunto de monedas visigodas (lotes nº 1324-1355) que comienzan con tremisses de imitación, y entre las que es posible encontrar algún sólido (lotes 1329-1331). Dentro de la etapa con nombres de reyes, tenemos un tremis de Recaredo I de la ceca de Narbona (lote nº 1336), emisión de la que sólo hay publicados un par de ejemplares, que parte con una valoración de 5000 euros, o un Egica del taller de Gerunda (lote nº 1344), con una estimación de 10000. Todas estas monedas visigodas proceden de la antigua colección Bernard Chwartz, en gran parte comprada en nuestro país, y bien conocida por los aficionados y estudiosos españoles.

Pasamos al catálogo 206, dedicado a la moneda y medalla moderna de plata, que se complementa con el siguiente, el 207, protagonizado por el oro. En ambos encontramos una gran presencia de moneda alemana, como era de esperar, pero también de moneda europea. Las series españolas en plata (lotes nº 3337-3346) están representadas por un pequeño conjunto de piezas del siglo XIX, desde José I hasta Alfonso XIII, entre las que destaca una moneda de 20 reales de Fernando VII (lote nº 3340), Madrid, 1822, en muy buen estado de conservación, con un precio estimado de 3000 euros. Del resto del mundo, hay que señalar la abundante presencia de moneda china. Y en lo que respecta al oro, sigue predominado la moneda europea, con fuerte presencia de emisiones francesas, italianas, de Gran Bretaña y del Vaticano. De la representación española (lotes nº 6393-6516) destacaremos una pieza de 320 reales de José I (lote nº 6505), con una valoración en catálogo de 15000 euros.

A continuación, saldrá a subasta la tercera parte de la colección Julius Hagander de moneda sueca, que empezó a rematarse el pasado año y que ha dado lugar a varios records numismáticos entre las amonedaciones de ese país nórdico. En esta ocasión son 230 lotes los que se adjudicarán, que se fechan entre los siglos XVI y XX.

Por último, como sucede en las últimas ediciones de las subastas de Künker, no podía faltar el catálogo dedicado a las amonedaciones rusas, si bien en este caso aparecen acompañadas de series alemanas posteriores a la unificación. De los más de quinientos lotes que componen la oferta de moneda rusa destaca un medallón de oro del zar Nicolás II (lote nº 8451), que parte con una estimación en catálogo de 50000 euros.

    X