Subasta de récord en Cayón

Subasta de récord en Cayón

Subasta de récord en Cayón 500 246 admin

Algunas de las adjudicaciones de las piezas inglesas que salieron a la puja en la XXIV Subasta Rápida alcanzaron cifras de récord mundial. Además, el porcentaje de ventas rozó el pleno en un remate excepcional de la veterana firma madrileña.

El pasado jueves 28 de abril, Subastas Cayón celebró una nueva edición de su Subasta Rápida, la número XXXIV, con una interesante oferta de cerca de quinientos lotes en la que convivían duros españoles con una impresionante selección de moneda de oro inglesa. Y si la primera parte tuvo el éxito que siempre se espera en la moneda española de calidad, la segunda pulverizó las mejores expectativas.

Entre la moneda española se vieron subidas como la de estos ocho reales batidos para Felipe V en Sevilla en 1728 (lote nº 2028), que pasaron en la puja de 225 euros de inicio a 1250 de remate.

También la de este duro de Carlos III (lote 2135) acuñado en Potosí en 1768, que multiplicó por más de 10 veces su puja mínima, subiendo desde tan solo 125 euros a un precio de martillo de 1025, o los 1174 del lote 2333, de Carlos IV, ceca Santiago y fecha 1791, adjudicado en 1175 euros cuando su inicio se había fijado en 400.

Pero fue en la moneda inglesa donde las adjudicaciones se dispararon hasta alcanzar en algunos casos las cinco cifras y batir el récord de precio de esa pieza. Empezamos por la media guinea de Jorge II de 1740 (lote 2296), que subió rápidamente desde los 500 euros de salida a 4100 de remate.

Este medio soberano de 1817 (lote 2303), perteneciente al reinado de Jorge III, encapsulado en calidad proof llegó hasta los 9.500 euros partiendo de tan solo 600 de salida.

El mismo valor pero con fecha 1826 (lote 2308) y ya bajo el gobierno de Jorge IV, se adjudicó a un pujador por teléfono en 7.500 euros cuando su precio en catálogo era de 400.

El soberano de 1821, también en calidad proof (lote 2346), se lo llevó un coleccionista europeo en 10.600 euros, cuando su salida estaba fijada en 1.000 euros.

La estrella de la subasta, sin embargo, fue el soberano de 1839 de la reina Victoria (lote 2362), que se ofrecía en calidad “cameo” proof, que rápidamente llegó a los 18.500 euros, batiendo el récord del mundo para una moneda de este valor y conservación. Su precio en catálogo era de 1.000 euros.

También espectacular fue la subida de este otro soberano, en esta ocasión con fecha 1871 (lote 2378) que llegó a los 10.200 euros desde tan solo 600 de puja mínima, y no queremos dejar de mencionar en la misma denominación, los acuñados en el año 1874 (lote 2382: adjudicado en 5.300 euros) o estos que vemos de 1893 (lote 2388: 7.500 euros de remate partiendo de 300 de salida).

En resumen, un remate excepcional no solo por estas adjudicaciones de récord internacional sino también porque se vendieron prácticamente todos los lotes que salían a subasta.

    X