Todo preparado para la subasta de Jesús Vico

Todo preparado para la subasta de Jesús Vico

Todo preparado para la subasta de Jesús Vico 500 250 admin

La peseta tendrá un gran protagonismo en este remate, aunque deberá competir con otros interesantes capítulos del catálogo, especialmente de moneda antigua y española. Los resultados, el próximo jueves 12 de junio en Madrid.

Faltan pocos días para la celebración de la subasta de junio de la veterana firma madrileña Jesús Vico S.A., una cita imprescindible del calendario numismático español. Para esta ocasión, la oferta se compone de casi mil doscientos lotes, incluyendo un destacable capítulo de arqueología. La parte numismática ha sorprendido con una interesantísima colección dedicada a la peseta.

Con ella, a partir del lote 711, con el Gobierno Provisional, iniciamos un completo recorrido por lo que ha sido nuestro sistema monetario hasta hace poco más de una década. Son muchas las piezas raras y de gran valor, y ya entre los primeros lotes nos encontramos con la moneda que vemos en portada, las cinco pesetas de 1869 *18-69 (lote nº 733), en excelente estado de conservación y con restos de brillo original, que sale a subasta a partir de 26.000 euros.

Los coleccionistas interesados en este convulso periodo de la historia de España podrán pujar por un ejemplar de la República de los Valles de Andorra, por una decena de monedas de la revolución cantonal de Cartagena, o por distintas piezas acuñadas a nombre del breve soberano Amadeo I. De estas últimas les mostramos estas 5 pesetas de 1871 *1871 (lote nº 747), prueba, muy raras, por las que se puede pujar a partir de 4.000 euros.

La representación monetaria de los reinados de Alfonso XII y Alfonso XIII supera cada una el centenar de lotes, con gran variedad de denominaciones representadas y una amplia horquilla de precios apta para todos los bolsillos. Y entre ambos encontrarán las acuñaciones del aspirante al trono Carlos VII.

Llega esta colección hasta el gobierno de Franco, del que nos trae a subasta varias reacuñaciones de Alfonso XII y Alfonso XIII, aunque antes habremos pasado por las emisiones de la Unión Catalanista, la II República y la Guerra Civil.

Volvemos ahora sí al orden del catálogo, que como es costumbre en esta firma, comienza con la moneda hispánica antigua. Para esta ocasión han preparado 88 lotes de procedencias y cronologías muy variadas. Por ejemplo, este denario con leyenda en ibérico bentian/ benkota (lote nº 26), pieza rara y en muy buen estado de conservación, que sale a subasta en 1.200 euros.

Anterior en su fecha de acuñación es este shekel hispano cartaginés (lote nº 28), en cuyo reverso vemos el caballo parado con uraeus encima, ejemplar muy raro por el que se puede pujar desde 2.500 euros.

Tampoco es común esta dracma emporitana (lote nº 44), con símbolo delfín bajo el Pegaso-Chrysaor, cuyo precio en catálogo es de 1.000 euros.

Otro de los capítulos que sorprende de este nuevo catálogo es el de las emisiones griegas, con más de una cuarentena de lotes muy variados y de gran calidad. Entre ellos podemos empezar mencionando esta estátera áurea acuñada a nombre de Alejandro (lote nº 117) en un taller de Macedonia, con una puja mínima de 2.000 euros.

Pero si hay algo que no suele verse en las subastas españolas es el conjunto de nada menos que cuatro octodracmas ptolemaicas (lotes nº 123-126), con el retrato de la reina Arsínoe II, piezas excepcionales con precios que van de los 5.500 a los 6.500 euros de salida.

En cuanto a las emisiones de la República de Roma en las que, como de costumbre, el denario es protagonista, destacan las series acuñadas por los Imperatores, como esta con los retratos de Lépido y Octaviano (lote nº 152) acuñada en el 42 a.C., cuyo inicio en la puja se ha fijado en 1.800 euros.

El Imperio se encuentra representado por piezas interesantes en los tres metales. Comenzaremos fijándonos en uno de los grandes bronces de la oferta, este sestercio con el retrato de Agripina (lote nº 184), que sale a subasta a partir de 4.500 euros.

En cuanto a los áureos, aunque es difícil elegir, les mostramos este de Gordiano III (lote nº 226), con una escena de la Pietas imperial en el reverso, en excelente estado de conservación, que tiene un precio en catálogo de 3.700 euros.

Como en toda subasta de Jesús Vico, el capítulo dedicado a las emisiones visigodas es muy esperado y en esta ocasión nos ofrece más de una veintena de piezas muy selectas y algunas de gran rareza. Por ejemplo, este Sisebuto de Tude (lote nº 268), a subasta desde 4.500 euros.

Y sobre todo, este tremissis de Egica acuñado en la ceca bética de Eliberri (lote nº 272) que es considerado pieza única. Procede además de un taller que, si bien es de los más antiguos en acuñar, lo hace en muy escasa cantidad y, salvo con Suinthila, el resto de sus emisiones son escasísimas. Todo ello explica la enorme rareza de esta moneda por la que se puede pujar a partir de 6.500 euros.

Otro de los capítulos que concentra un buen número de piezas valiosas y de gran rareza es de las emisiones de los reinos cristianos medievales. De Alfonso VII, por ejemplo, tenemos este dinero de Toledo (lote nº 329), calificado como pieza muy rara, con un precio en catálogo de 1.000 euros.

Poco después nos encontramos con una pieza posiblemente única: la dobla de veinte maravedíes de Alfonso XI (lote nº 334), que perteneció en su momento a la colección Huntington de la Hispanic Society de Nueva York, y cuya puja mínima es de 15.000 euros.

También de enorme rareza, con no más de cuatro ejemplares conocidos de la emisión, es esta media dobla de la banda (lote nº 345) acuñada para Juan II en el taller de Burgos. Procedente también del antiguo monetario de la Hispanic Society, su precio de salida es de 18.000 euros.

A partir de este mismo valor se puede pujar también por este medio enrique (lote nº 346) de la ceca de Cuenca, pieza inédita hasta que se dio a conocer al salir a la venta la colección de la Hispanic.

Pasamos al reino de Navarra para detenernos en este ducado acuñado a nombre de Juan III y Catalina (lote nº 355), posible pieza única, ex Hispanic Society, por la que se puede pujar a partir de 5.200 euros.

Iniciamos el amplio capítulo de monarquía española con más piezas fuera de lo corriente, como es el caso de estos dos excelentes de los Reyes Católicos (lote nº 358), sin marca de ceca ni ensayador, que salen a subasta desde una puja mínima de 8.000 euros.

De este mismo reinado se oferta también un medio castellano de la ceca de Sevilla (lote nº 360), ex HSA, muy raro, con salida en 4.750 euros.

A nombre de Juana y Carlos encontramos en el catálogo este ducado de la ceca de Zaragoza (lote nº 383), hasta hace poco valor inédito, por el que se puede pujar a partir de 12.000 euros.

Damos un salto en el tiempo hasta el siglo XVIII, y la llegada al trono de España de los Borbones que nos dejan en esta subasta algunas piezas de oro y plata de enorme interés, como estos ocho reales (lote nº 425) acuñados en Potosí en 1714 para Felipe V, con un precio de salida de 3.500 euros.

Al pretendiente Carlos de Austria le debemos la acuñación en Mallorca de esta pieza de dos escudos (lote nº 431) fechada en 1707, cuya puja mínima se ha fijado en 8.500 euros.

Entre las estrellas de este remate se ha ganado un puesto por méritos propios este ejemplar de ocho escudos de la ceca de Méjico (lote nº 437), acuñado en 1747 para Fernando VI, pieza excepcional, que sale a subasta en 20.000 euros.

Ya en el siglo XIX nos encontramos con este ejemplar de 8 reales (lote nº 519), acuñado en Madrid durante el reinado de José I Bonaparte, con fecha 1810, pieza muy rara y en excelente estado de conservación, cuyo precio en catálogo es de 9.000 euros.

Tras el fin del recorrido por la moneda española, que termina con el reinado con Franco, y el apartado de moneda extranjera, enlazamos con la colección de la peseta que les hemos comentado al principio. Pero la subasta aún habrá de someter al veredicto del martillo un importante conjunto de billetes locales de Aragón (lotes nº 1012-1092), además de la parte de arqueología. Todos ellos son capítulos que suelen contar con una buena acogida por parte de los coleccionistas, lo que sumado a la calidad de la oferta, nos hace pensar en que podríamos ver más de una sorpresa. Pero todo eso se lo contaremos en próximas ediciones de Panorama Numismático.

    X