2 de junio: subasta de Jesús Vico

2 de junio: subasta de Jesús Vico

2 de junio: subasta de Jesús Vico 500 246 admin

El próximo jueves la veterana firma madrileña rematará en sala casi mil lotes de monedas antiguas, españolas y extranjeras, con interesantes capítulos de Grecia antigua, moneda visigoda, medallas o emisiones rusas.

Faltan pocos días para la nueva subasta de Jesús Vico S.A., que tendrá lugar en la sede de la firma, en la madrileña calle de Jorge Juan, el jueves 2 de junio a partir de las 16:30 horas. El catálogo completo está disponible en internet en la página web de la firma (www.jesusvico.es o pinchando sobre su anuncio en la portada de esta revista) y aunque suponemos que la mayoría de ustedes ya habrán elegido sus piezas favoritas, nos permitimos ofrecerles una selección de algunas de las más interesantes.

Como es costumbre en la casa, el catálogo comienza con la moneda hispánica antigua, un capítulo que saca a la puja 88 lotes tanto de conjunto como individuales, y que cuenta con emisiones hispano-cartaginesas, ebusitanas, celtibéricas en plata y bronce, etc. Entre los ejemplares más valiosos encontramos este denario transicional de la ceca de Osca (lote nº 71) a nombre de Domicio Calvino, en el que se combinan los tipos indígenas y los romanos. Su precio de salida es de 1.400 euros.

Conviene detenerse en la oferta de moneda griega ya que no es habitual encontrar un surtido tan amplio y con piezas de esta calidad entre las subastas españolas. Sin duda una moneda que no pasa desapercibida es esta tetradracma de Regio (lote nº 112), con la magnífica máscara de león frontal que caracteriza sus emisiones y una cabeza de Apolo en el anverso. Sale a subasta a partir de 12.000 euros.

Cruzamos el estrecho de Mesina y atravesamos Sicilia para llegar a Akragas (Agrigento), la colonia donde se acuñó esta otra tetradracma (lote nº115) que los amantes de la moneda griega identificarán de inmediato por sus característicos tipos de águila y cangrejo, una moneda en excelente estado de conservación por la que se puede pujar desde 8.000 euros.

Y aunque sólo les mostremos aquí un par de monedas de este capítulo, pueden encontrar tortugas de Egina, gallos de Himera, espigas de Metaponto, pegasos de Corinto, emisiones de los reinos helenísticos y mucho más donde elegir.

El otro gran capítulo de emisiones de la antigüedad lo forman las acuñaciones romanas, divididas en esta ocasión en tres apartados: República, periodo de Julio César a Augusto e Imperio. En los dos primeros predomina el denario, pero en la etapa imperial los áureos brillan con luz propia. Empezamos mostrándoles este de Tiberio (lote nº 262), acuñado en la ceca de Lugdunum con Livia entronizada como tipo de reverso. Su precio en catálogo es de 8.000 euros.

O este otro, de Tito (lote nº 279), con el retrato del emperador en anversoy en reverso una curiosa representación de la personificación de la Annona entronizada. Raro y en excelente estado de conservación tiene un precio de salida de 6.000 euros.

Pero si de rareza hablamos en este capítulo no podemos dejar de citar este centenionalis de Nepociano (lote nº 374), el usurpador cuyo breve reinado apenas duró un mes. Esta pieza sale a subasta a partir de 3.000 euros.

Llegamos a otro de los capítulos importantes de esta oferta, el de las acuñaciones suevas y visigodas, especialidad de la casa podríamos decir, que en esta ocasión saca a subasta 38 lotes comenzando por esta pieza sueva (lote nº 381). La L invertida que figura en el reverso podría ser la marca de ceca y señalar a León. El precio de inicio en la puja de esta pieza, rarísima como todas las suevas, es de 3.500 euros.

De entre las visigodas la que se lleva la palma en esta ocasión es este tremís acuñado en Saldania a nombre de Sisebuto (lote nº 394) que sale a subasta desde 10.000 euros. El precio de esta moneda se explica fácilmente por su enorme rareza. Para empezar hay que decir que la ceca de Saldania (Saldaña, Palencia) es ya de por sí rara entre las visigodas, además hasta ahora sólo se conocía una única moneda de Sisebuto batida en este taller. Pero por si esto fuera poco, la moneda que sale ahora a subasta presenta en sus caras dos bustos completamente diferentes a lo conocido hasta ahora, con las cabezas concebidas como triángulos y sin facciones, que la acerca más estilísticamente a los talleres de Gallaecia. Así pues, a pesar de todo lo conocido y publicado en los últimos años sobre el tema, la moneda visigoda sigue deparando sorpresas.

También nos suelen sorprender con novedades o rarezas las emisiones de los reinos cristianos medievales. En este caso el catálogo pone a la venta el segundo ejemplar conocido de un dinero de Alfonso VII de la ceca de León (lote nº 440), a partir de 2.000 euros, y un rarísimo óbolo (lote nº 441) con marca de ceca N (¿Nájera?), desde 2.500 euros.

Pero si prefieren las acuñaciones en oro pueden pujar por alguno de los dos enriques de la silla (lotes nº 452, 453) de la ceca de Sevilla, ambos muy raros, con un precio de salida cada uno de 2.500 euros, o por la doble da Alfonso de Ávila (lote nº 461), también del taller hispalense, desde 1.200.

Y en plata no se olviden de este croat (lote nº 463), perteneciente a las acuñaciones del reino de Aragón aunque acuñado por Enrique IV de Castilla en la ceca de Barcelona, rarísimo y en excelente estado de conservación, que tiene un precio de salida de 3.000 euros.

De las piezas que forman en esta ocasión el capítulo de acuñaciones del imperio hay que comenzar apuntando que una buena parte de las pertenecientes a los reinados de los Austrias son acuñaciones europeas, entre las que no faltan algunas muy raras como esta moneda milanesa (lote nº 481) conocida como “il burigozzo”, batida para Carlos I con un valor de 32 sueldos. La puja mínima se ha fijado en 2.650 euros.

En las acuñaciones de los Borbones se entremezcla un numeroso surtido de medallas, en su mayoría de proclamación, lo más novedoso en esta parte del catálogo, aunque tampoco faltan las grandes piezas de oro y plata. La que les mostramos es un ejemplar de ocho reales “redondo” de la ceca de Potosí (lote nº 518) batido en 1714 para Felipe V, que sale a subasta en 2.800 euros.

Otra sección importante es la dedicada a las emisiones extranjeras, con una oferta que supera el centenar y medio de lotes, como suele ser habitual de procedencias y fechas muy variadas, pero en el que destaca en esta ocasión la representación de emisiones rusas, encabezadas por la moneda que se presenta a la puja con el precio más alto del catálogo. Hablamos de este ejemplar de 10 rublos (lote nº 956), acuñado para la emperatriz Isabel I en 1756 en la ceca de Moscú, por el que se ha fijado una puja mínima de 17.000 euros.

Habrá que esperar al próximo jueves para ver si su adjudicación resulta la más alta del remate, o es superada por alguna de las rarezas españolas o por las magníficas piezas griegas. Todo ello se lo contaremos la próxima semana desde esta misma página web.

    X