¿Qué va a ser de la ceca de Segovia?

¿Qué va a ser de la ceca de Segovia?

¿Qué va a ser de la ceca de Segovia? 494 400 admin

El Ayuntamiento de la ciudad castellana anuncia su proyecto de ceder una parte del edifico a una universidad privada para montar en ella un “vivero de empresas”. Glenn Murray, presidente de la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia, nos ofrece su opinión sobre este tema, sin duda polémico.

IE Universidad y la Casa de la Moneda

Glenn Murray (*)

“Un vivero de empresas para la Casa de la Moneda”, reza el titular. En lugar de explicarnos los proyectos museísticos relacionados con la historia del Real Ingenio y la moneda que allí se acuñaba, el Ayuntamiento anuncia que negocia con la Universidad privada para dejarles la mitad del complejo para un vivero de empresas. El mismo día de la noticia El Adelantado dedicó su “encuesta del día” al tema, -a favor o en contra-, sin claro vencedor. ¿Es una buena idea, o una ocurrencia sobre la marcha para poner algo en el edificio que ya lleva casi un año vacío?

El anuncio parece tener la intención de calmar dudas sobre el futuro incierto del edificio vacío, y probablemente es así. Pero la idea podría funcionar, claro que sí. Incluso el concepto estaba contemplado en todos los proyectos desde la expropiación de la finca hace más de veinte años. Dicho esto, hay que recordar que siempre estaba previsto obligar el arrendatario a cumplir con ciertas condiciones para garantizar su coherente integración en el conjunto monumental mediante cláusulas que iba a marcar y vigilar la Fundación Real Ingenio, pero que por las prisas y la disolución de la Fundación, podrían estar olvidadas. Por ejemplo: convendría respetar y facilitar la creación de una “Biblioteca y Centro de Investigación” sobre la numismática, la antigua industria (y por qué no, del Acueducto), objetivo también previsto desde los primeros proyectos y algo obviamente compatible con fines de una institución educativa.

El espacio para la Biblioteca y Centro de Investigación está situado en una parte independiente de la planta superior y el ático del Edificio Cultural del patio alto. Este espacio fue diseñado y creado a propósito para tal fin y ya tiene lugares para hasta sesenta pupitres, cada uno con su lámpara y conexión por cable a internet. No hay que desbaratar ningún edificio que se acaba de rehabilitar para este uso ya previsto (al contrario de lo que se pretende hacer ahora para llevar hasta la Ceca el Acueducto). Según el borrador del acuerdo que se está negociando “la IE se compromete a realizar actividades de interés para el municipio y relacionadas con aspectos de la ciudad”. Pero yo pregunto: ¿no podrían ser actividades relacionadas con la Casa de la Moneda y el proyecto original? Estas, en sí mismo, serían de gran interés para el municipio y la imagen del propio Monumento Histórico.

En cuanto a otros espacios en el mismo edificio del patio alto: la sala de fundición, fue rehabilitada como una sala de exposiciones itinerantes, algo ya puesto en práctica con éxito hace poco con “Las Aceñas del Duero”. Otros espacios creados en ese edificio están designados como “multi-usos”, y podrían servir para conferencias, -como las ya realizadas-, espacios de trabajo, cursos, etc. Estas actividades también son compatibles con los fines de una institución educativa, y favorecerán su propia imagen como inquilino de tan insigne monumento.

La Taberna, o restaurante de la Ceca, es otro arrendamiento previsto desde siempre, con su decoración y temática cuidadosamente relacionada con la Moneda. Pero hay que recordar que la asociación de hosteleros ha advertido hace año y medio que hasta que no se dote de contenidos y actividades a los demás edificios del complejo para garantizar una afluencia adecuada de público, va a ser difícil de encontrar un hostelero dispuesto a arriesgarse. Y así ha sido en el concurso que este mes ha quedado desierto.

También se pretendía dotar de cuatro talleres artesanales (herrería, acuñación, fabricación de papel, y grabado-estampación) con actividades productivas y comerciales, mediante el arrendamiento de cada uno. Los empresarios -o artesanos autónomos-, contratarían su propio personal, proveerían sus propias herramientas y materias primas para fabricar productos para comercializar. Bien ejecutado, este plan necesitaría menos de seis empleados fijos para poder abrir el Museo-taller de la Ceca. Todo lo demás sería arrendado a expertos, especialistas y empresas autónomas de los sectores correspondientes. Hay modelos de gran éxito de este tipo de organización en Alemania y Estados Unidos. Así, el Real Ingenio de la Moneda se constituiría de varias partes independientes y autónomas, pero con una singular marca de identidad que lograría llenar el complejo con actividad y vida de manera auto-sostenible. Por esto, es imprescindible una hoja de ruta global a veinte años para la Ceca, una que abarque todos los edificios, usos y funciones, no sólo respetando su historia sino también buscando su provecho social, cultural, manufacturero y comercial, todo cuidadosamente planificado.

El Real Ingenio debería ser un escaparate vanguardista para un nuevo tipo de “museo” del siglo XXI; productivo, rentable y autosuficiente. El antiguo modelo de organización de los museos típicos de toda la vida, ya no es sostenible en la nueva economía y hay que abrir fronteras buscando la rentabilidad y autosuficiencia precisamente en la originalidad y singularidad de la oferta. Es vital una exhaustiva planificación y organización integral de todo el proyecto del Real Ingenio de la Moneda como un conjunto, porque ahí está su carácter único y marca de autenticidad. La imagen y atracción de nuestra oferta como ciudad Patrimonio de la Humanidad, depende precisamente de nuestra habilidad de aprovechar al máximo, pero de manera coherente y respetuosa, nuestros monumentos más singulares. De poco sirve tener el monumento industrial más antiguo del orbe, si no sabemos aprovecharle.

(*) Co-fundador y Director Técnico (2003-2007) de la Fundación Real Ingenio, redactor del Proyecto Director Museográfico para la Ceca (2004), con tesis doctoral, Gran Premio Europa Nostra, y más de cien publicaciones sobre la Ceca de Segovia.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición del del diario El Adelantado de Segovia. Se reproduce aquí con el permiso expreso de su autor. Sobre lo que ha ocurrido con la Casa de la Moneda de Segovia en los últimos años, pueden consultar también los siguientes enlaces del mismo periódico:

1. http://www.eladelantado.com/opinionAmplia/4004/colaboracion

2. http://www.eladelantado.com/opinionAmplia/4049/colaboracion

    X