Celebrada la subasta de José A. Herrero

Celebrada la subasta de José A. Herrero

Celebrada la subasta de José A. Herrero 500 258 admin

Animado remate de la veterana firma madrileña el pasado jueves 28 de abril con un buen resultado de ventas, especialmente en todos los capítulos de moneda española y en la que tampoco faltaron las pujas altas.

Los salones del hotel H10 Puerta de Alcalá albergaron la tarde del pasado jueves 28 de abril un nuevo remate de José A. Herrero con el que la firma madrileña se estrenaba también en la subasta en directo también por internet, una modalidad que cada vez está más extendida.

En un ambiente muy animado fueron pasando por el veredicto del martillo hasta bien entrada la noche los más de ochocientos lotes que formaban la oferta en esta ocasión, con una especial buena acogida para los diferentes capítulos de moneda española. Empezando por la moneda hispánica antigua, aunque el porcentaje de ventas total del capítulo no fue muy alto, enseguida vimos cómo una rara unidad de la emisión híbrida de Abra y Obulco (lote nº 4) pasaba de 250 euros de salida a 800 de remate.

Hasta los 1.550 euros subió este as de la ceca de Kese (Tarragona) (lote nº 43) considerado muy raro y que se presentaba a la puja en excelente estado de conservación.

Avanzamos hasta las piezas de época visigoda, donde el tremís suevo (lote nº 159) se adjudicó en su precio de salida y le superó con su variante inédita la moneda de Égica y Witiza de la ceca de Elvora (lote nº 166), que llegó a 2.100 euros de remate.

Entre las acuñaciones de los reinos cristianos de la Edad Media, que componían un capítulo breve pero con un buen surtido de piezas interesantes, destaca el remate de este dinero de Alfonso VII (lote nº 206) atribuido con dudas a la ceca de León, que pasó en la puja de 700 euros de salida a 1.350 de martillo.

Pero donde se concentraron los remates más altos de la tarde y las pujas más animadas fue en el amplísimo capítulo dedicado a la monarquía española. Empezamos con los Reyes Católicos y este medio ducado a nombre de Fernando (lote nº 269) batido en la ceca de Valencia, que alcanzó una adjudicación de 4.500 euros.

La plata de los Austrias, muy bien representada en el catálogo, consiguió subidas porcentualmente elevadas y algunos remates dignos de mención como los de los ocho reales de Segovia de 1682 (lote nº 322), que pasaron de 600 euros de inicio a 1.400 de martillo, o estos de tipo “María” y fecha 1687 (lote nº 324), adjudicado en 2.750 euros, cuando su precio de salida era de 1.700.

Este bello ejemplar de ocho escudos (lote nº 355), acuñado en Sevilla en 1729 para Felipe V, raro y en excelente estado de conservación, alcanzó una adjudicación de 4.200 euros.

Entre las onzas de los Borbones que consiguieron los precios más altos se encuentran las batidas en la ceca de Méjico para Carlos III, (lotes 414, 415 y 416) con el tipo “cara de rata” del retrato de anverso. La que vemos, del año 1768 (lote nº 414), fue adjudicada en 5750 euros.

Dentro ya del sistema de la peseta, encontramos una subida más que notable en este ejemplar de cinco pesetas de 1879 (lote nº 675), que salía a la puja desde un precio modesto, 100 euros, pero que se multiplicó hasta llegar a 950.

Tras finalizar la subasta de la moneda española, aún quedaba alguna sorpresa más y llegó de la mano de los 5 francos de Napoleón (lote nº 729) acuñados en 1808 en Nantes. Aunque el precio de salida era de 1.500 euros posiblemente pocos imaginarían que con los 8.500 en que hizo caer finalmente el martillo se iba a convertir en el remate más alto de la jornada.

Medallas, condecoraciones y lotes de conjunto pusieron fin a esta interesante subasta, con buenos resultados y una animada participación de los pujadores tanto en sala como en la red.

X