Celebrada la subasta de primavera de Künker

Celebrada la subasta de primavera de Künker

Celebrada la subasta de primavera de Künker 500 246 admin

Una vez más, la moneda rusa se convierte en la estrella del remate que se celebró la pasada semana en Osnabrück. También hay que destacar los resultados de los áureos romanos y de la moneda alemana contemporánea.

La firma alemana Künker cerró su subasta de primavera con muy buenos resultados, superando los once millones de euros en precios de martillo y con adjudicaciones de récord en algunas piezas.

Entre los remates más destacados, sobresalen una vez más los buenos resultados obtenidos en el capítulo de monedas rusas. Esta pieza que vemos en portada, un ejemplar de seis rublos en platino acuñado en San Petersburgo para el zar Nicolás I en 1876 (lote nº 8936), pertenece a una rara emisión de sólo once ejemplares. Su cálculo de precio se estableció en 30000 euros, pero la adjudicación alcanzó los 150000, cinco veces más.

También por más del doble de su puja mínima se remató esta pieza de 10 rublos de Catalina la Grande acuñados en San Petersburgo en 1772 (lote nº 8251), con un precio de salida de 32000 euros y que llegó a 70000. En total, el capítulo de emisiones rusas consiguió resultados por encima del doble de la estimación.

Pero en otras secciones de la puja se consiguieron igualmente excelentes resultados. De la oferta de moneda antigua hay que señalar de nuevo la pujanza de la moneda romana, especialmente de las piezas de oro.Por más del doble de la puja mínima, que era de 24000 euros, se remató este áureo de Marco Aurelio a nombre de Cómodo como César (lote nº 857) alcanzando los 50000.

El rarísimo sólido de Petronio Máximo (lote nº 1044) efímero emperador que reinó apenas un mes en el año 455 d.C., partía con una puja mínima de 24000 euros que subieron hasta los 34000.

También hay que resaltar el buen resultado de las piezas irlandesas e inglesas. De la primera época de estas, nos habíamos fijado en un penique londinense de finales del siglo IX (lote nº 2342), del reinado de Alfredo, cuyo precio mínimo era de 14400 euros, convertidos en 20000 tras la caída del martillo.

Ni que decir tiene que otra de las grandes triunfadoras de esta semana de subastas fue la moneda alemana, cuya oferta abarcaba varios catálogos y muy diversas procedencias y cronologías. Como muestra, estos 6 ducados de 1745 de la ciudad de Nüremberg (lote nº 6172), por los que se exigía una puja mínima de 8000 euros, vieron multiplicarse por más de cuatro esta cantidad al adjudicarse en 38000 euros.

Para finalizar, los lotes que componían el conjunto de moneda española tampoco tuvieron mala salida. Así, hemos visto la dobla sevillana de 35 maravedíes de Pedro I, que salía con el nº 6969 y 4000 euros, se adjudicó en 8000.

Un poco por encima, en 8500 euros, se remató el doble excelente de los Reyes Católicos de la ceca de Toledo, que se ofertaba con el número 6977 y 4000 euros de puja mínima.

    X