Éxito de la moneda extranjera en Cayón

Éxito de la moneda extranjera en Cayón

Éxito de la moneda extranjera en Cayón 500 246 admin

La VII edición de las subastas rápidas, celebrada el pasado martes 16, ha obtenido un altísimo porcentaje de ventas y fuertes subidas especialmente en el capítulo de moneda extranjera, con alguna que otra sorpresa.

Se acercan las vacaciones y el calendario de subastas de la temporada va tocando a su fin. El último de los remates previstos en este mes de julio era la VII edición de la denominada Subasta rápida on-line de Cayón, que tuvo lugar el pasado martes 16 de julio. Una vez más esta modalidad de remate se ha saldado con un gran éxito, como confirman el excelente porcentaje de ventas -que ha superado el 95% del total- y las subidas en los precios que se han visto, especialmente notables en la sección de moneda extranjera. A continuación les comentamos algunas de las adjudicaciones más reseñables.

El primer capítulo, dedicado a moneda antigua, no deparó fuertes subidas en los precios de martillo y hubo que esperar a la llegada de la moneda española para ver adjudicaciones más altas. De todas ellas hay que destacar los 1025 euros alcanzados por esta pieza de 20 pesetas de Alfonso XIII (lote nº 96), del año 1892, frente a los 500 de salida, lo que supone un precio de martillo de más del doble del de catálogo.

Sin embargo donde se concentraron las mayores subidas fue en la amplia sección dedicada a las emisiones extranjeras, que ofrecía una gran variedad tanto de procedencias como de valores o fechas de acuñación. Para empezar les mostramos este ejemplar de 100 franca (lote nº 111) acuñado en Albania en 1926 por Amet Zogu, cuyo precio de salida era de 800 euros que, tras la puja, se convirtieron en 1520.

Hasta los 1200 euros subieron las 100 liras acuñadas en Turín por Carlos Alberto de Cerdeña en 1834 (lote nº 149), conservadas en muy buen estado y con restos de brillo original, y por las que se pedía de inicio 800 euros.

Otra pieza poco habitual eran estas 5 libras egipcias (lote nº 159) conmemorativas del aniversario de la revolución, en calidad proof, con una puja mínima de 950 euros que se convirtieron en 1450 de remate.

Entre las monedas más clásicas, señalaremos dos piezas acuñadas en Gran Bretaña. La primera, esta moneda de cinco guineas de Guillermo III (lote nº 182), acuñada en 1699 y con salida en 950 euros, que se remató finalmente en 1450.

Poco después, las cinco libras de la reina Victoria (lote nº 190), de 1893, pasaron de 850 euros de catálogo a 1300 de adjudicación.

Estos ocho escudos mejicanos (lote nº 202) batidos en 1836 en la ceca de Durango, en conservación prácticamente sin circular, consiguieron levantar sus 1000 euros de salida hasta los 1750 de martillo.

Y llegamos a una de las grandes sorpresas del remate. La moneda que vemos (lote nº 220) es un special daler acuñado por Carlos XIV de Suecia en 1834. Su precio de salida se multiplicó por más de doce, ya que fue adjudicada por 1250 euros cuando la puja mínima era de solo 100.

Otra subida reseñable fue la de estos 100 soles acuñados en Lima en 1951 (lote nº 225), que partían de 850 euros y se remataron en 1780.

Y cerramos este breve repaso con la otra gran sorpresa de la puja, el remate en 2000 euros de este lote (nº 249) compuesto por cuatro medallas extranjeras de temas variados,procedentes de Bélgica o Egipto, cuyo precio en catálogo era de solo 40 y que de este modo se convirtió en la adjudicación más alta de la subasta.

X