Moneda romana en Ars Classica

Moneda romana en Ars Classica

Moneda romana en Ars Classica 500 244 admin

La prestigiosa firma saca a subasta en Zúrich el próximo 12 de diciembre dos catálogos en los que la moneda romana es la protagonista, con piezas rarísimas y de una calidad excepcional en los tres metales.

Numismatica Ars Classica va a terminar este año con un importante remate en Zúrich la tarde del lunes 12 de diciembre, en el que sacará a la puja dos catálogos diferentes formados en su mayor parte por moneda romana tanto republicana como imperial. Bajo el título de colección América se ofrece en el primer catálogo una exquisita selección de moneda romana, mientras que la colección AMP de retratística romana compone el segundo.

Si tienen ocasión de revisar la oferta de esta subasta, posiblemente les llame la atención, al igual que a nosotros, la abundancia de piezas áureas, especialmente en el primer catálogo, en el que ya entre los primeros lotes encontramos nada menos que cuatro áureos acuñados por César y A. Hirtio (lotes nº 29-32), dos más de los batidos a nombre de César y Munatio Planco (lotes nº 33-34), otro más de Cestio y Norbano (lote nº 40), otro de Longino y Spinther (lote nº 46), otro más de Marco Antonio y Octaviano (lote nº 53) y en cabeza este que vemos de Ocataviano (lote nº 39), con un precio de salida de 120.000 francos suizos. Y esto sólo en el periodo final de la República.

Pero esta etapa denominada de los imperatores nos reserva otras joyas como este rarísimo denario de Labieno (lote nº 56), uno de los más raros, si no el más, de esta denominación. El pedigrí de esta moneda en muy buen estado de conservación se remonta a los años 30 del siglo pasado y se puede pujar por ella desde 100.000 francos.

Como ven, una excepcional selección de piezas que no decae en las series imperiales, en las que el goteo de valiosos áureos es continuo. Aunque son muchísimos los lotes que se podrían destacar y comentar, nos hemos fijado en este áureo de Claudio (lote nº 78), con reverso epigráfico y un retrato de anverso y una conservación fuera de lo corriente. La puja mínima por esta moneda se ha fijado en 48.000 francos.

Con el mismo precio de inicio y con otro retrato excepcional, fíjense en este áureo de Galba (lote nº 93) procedente nada menos que del tesoro de Boscoreale (descubierto en 1895) muy raro y en un estado de conservación difícilmente igualable.

De la misma época, las Guerras Civiles del 68-69, nos llega otra de las grandes piezas de este catálogo: este áureo acuñado para Otón (lote nº 97), muy raro, en excelente estado de conservación y con el exquisito pedigrí que le da proceder de la antigua colección Huntington de la Hispanic Society. Su precio de salida se ha fijado en 120.000 francos.

Las dinastías de los flavios, los antoninos y los severos nos traen para este catálogo una continua sucesión de magníficas monedas especialmente en oro. Por mostrarles sólo un par de ejemplos, vean este áureo de Plotina, la esposa de Trajano (lote nº 116) acuñado en Roma entre el 112 y 1l 117 d.C., muy raro y el mejor conservado de los conocidos de su tipo, que tiene un precio de salida de 140.000 francos.

Este otro de Adriano (lote nº 119), con su retrato en anverso y en reverso el de Trajano divinizado, muy raro y en muy buen estado de conservación, sale a subasta a partir de 72.000 francos.

Tampoco se quedan atrás en calidad y rareza las acuñaciones de los emperadores del siglo III, como prueban los áureos de Galieno (lote nº 224), Tácito (lote nº 226), Probo (lote nº 227), o el que vemos, de Carino (lote nº 228) acuñado en Siscia, con un precio de salida de 32.000 francos.

Pero no todo va a ser oro, y para que se hagan una idea de la calidad de las piezas de bronce que se ofertan en este catálogo les mostramos este sestercio (lote nº 91) acuñado en Lugdunum para Nerón, con un magnífica escena de adlocutio en su reverso. La puja mínima por esta moneda se ha fijado en 40.000 francos.

También fuera de lo corriente es este medallón bimetálico acuñado por Cómodo (lote nº 169), con Hércules en el reverso, por el que se puede pujar a partir de 64.000 francos.

Y terminamos el breve repaso a este interesante catálogo con este medallón de cuatro silicuas (lote nº 241), batido a nombre de Constante I en el taller de Tesalónica entre el 340 y el 350 d.C., una pieza muy rara y en excelente estado de conservación que tiene un precio de salida de 60.000 francos.

Vistas las exquisitas piezas que forman este primer catálogo de la subasta, parece que las del segundo se quedan un poco atrás, pero no faltan tampoco en él ejemplares de gran calidad y en estados de conservación fuera de lo corriente. Y como prueba de ello y para terminar les mostramos este sólido acuñado en Nicomedia para Constantino I (lote nº 1448), muy raro, en un excelente estado de conservación, además de con un magnífico retrato de anverso del emperador y un bonito tipo de reverso. Su precio de inicio es de 20.000 francos.

Posiblemente la mayoría de nosotros no podrá pujar por casi ninguna de estas magníficas monedas, pero al menos podemos disfrutar de su visión y comprobar hasta dónde llegan finalmente las pujas.

X