Otro éxito de las Subastas Rápidas de Cayón

Otro éxito de las Subastas Rápidas de Cayón

Otro éxito de las Subastas Rápidas de Cayón 500 243 admin

Las dos sesiones en las que se ha rematado el catálogo dieciséis de esta modalidad, entre el martes y el miércoles pasados, han conseguido adjudicar casi la totalidad de los lotes, con una subida media del 130% sobre el precio de salida.

Tan solo cuatro lotes han quedado sin vender del total de 461 que se sometían al veredicto del martillo digital en la última de las subastas rápidas por internet organizada por Cayón Subastas. La cuenta es fácil de hacer: se han adjudicado más del 91% de los lotes, un porcentaje difícilmente superable. Al éxito del remate también contribuye que la subida media de las adjudicaciones conseguidas haya sido de un 130% sobre los precios de salida. Aunque ha habido muchos lotes que han superado con creces ese valor.

Por ejemplo, este real de Nuevo Reino acuñado en 1760 para Carlos III (lote nº 49) pasó en la puja de 750 de inicio a 1.600 euros de remate.

De su hijo y sucesor, Carlos IV, vimos cómo los ocho reales batidos en la ceca de Santiago en 1796 (lote nº 158) subían desde 120 euros en catálogo hasta 660 de remate. Y a continuación una de las subidas porcentualmente más potentes del remate: estos 8 reales también de Santiago, del año 1804 (lote nº 159) con resellos de Brasil en anverso y reverso, destinados a que pudieran circular como 960 reis en el distrito de Mina Gerais, subieron desde unos modestos 90 euros de salida hasta nada menos que 820 euros de martillo.

En la representación de emisiones de Fernando VII es donde encontramos las subidas porcentualmente más importantes, empezando por estos cuatro reales (lote nº 203), acuñados en Caracas en 1819, pieza muy escasa, cuyo precio subió de 150 euros de puja mínima a 725 de adjudicación.

Otra subida reseñable en este reinado, especialmente por el porcentaje de subida de la adjudicación, que ha superado diez veces el precio de catálogo, es la vivida por estos 4 reales de Madrid con fecha 1813 (lote nº 306), que con las sucesivas pujas pasaron de 25 euros a 300 de remate.

Sin olvidar los ocho reales de Nueva Vizcaya de 1811 (lote nº 346), muy escasos por presentar todos los datos visibles, si bien el centro del flan está sin improntar, que consiguieron un precio de martillo de 1025 euros frente a los 450 que se habían fijado de puja mínima.

Y terminamos este brevísimo repaso con dos monedas a priori muy modestas que vieron cómo sus adjudicaciones multiplicaban por más de quince sus valores iniciales. La primera (lote nº 408) son estos ocho reales en cobre acuñado de Tlalpujahua, con fecha 1812, y poco después (lote n 416), se remataría un medio real de Yuriria, sin fecha, con resello de José Mª. Liceaga sobre un medio real de Méjico de la emisión de Morelos en Chipalcingo. Ambas piezas salían a subasta con un precio inicial de 30 euros y fueron adjudicadas en 490.

A estos buenos resultados contribuyen no solo la calidad de los lotes que presenta Subastas Cayón, sino también las reducidas comisiones que ofrecen en esta modalidad de remate. Por eso las subastas rápidas se han consolidado ya en el calendario español de remates y cada mes se espera el anuncio de la siguiente, con una nueva e interesante oferta que repita el éxito de la anterior.

    X