Subasta de Künker en Berlín

Subasta de Künker en Berlín

Subasta de Künker en Berlín 500 248 admin

En el marco de la World Money Fair, la firma alemana rematará dos catálogos: el primero dedicado a monedas y medallas de todo el mundo y el segundo a la colección Ottar Ertzeid de moneda de Suecia, en los que abundan las rarezas y las piezas fuera de lo corriente.

Un año más, la prestigiosa firma numismática Fritz Rudolf Künker ha organizado un importante remate justo para el día previo al inicio de la World Money Fair de Berlín, el jueves 2 de febrero. Por seguir la línea de lo que se ofrece en la feria y del público internacional que se da cita en ella, la oferta de los dos catálogos que se rematarán está centrada en la moneda extranjera, especialmente en la europea.

Desde la mañana del día 2 se comenzará a rematar el primero de ellos, el número 285, que consta de 713 lotes de monedas y medallas europeas y de ultramar, con capítulos diferenciados para los antiguos territorios de los Habsburgo, las emisiones alemanas y para las acuñaciones rusas. Los coleccionistas aficionados a la moneda moderna europea encontrarán múltiples rarezas y piezas valiosas para elegir. La selección realizada por la propia firma Künker comienza con este florín holandés (lote nº 88) acuñado en Utrecht en 1807 a nombre de Luis Napoleón. Considerado nada menos que pieza única, tiene un precio de salida de 48.000 euros.

También podría ser un ejemplar único esta medalla de oro con peso de 20 ducados (lote nº 135), acuñada en la ciudad de Schaffhausen (Suiza) en la segunda mitad del siglo XVII, con una magnífica vista de la ciudad desde el Rin. La puja mínima que se ha fijado es de 40.000 euros.

La moneda española cuenta con una escasa representación en este catálogo (lotes nº 142-145), si bien en ella encontramos un par de valiosas medallas de Felipe II (lote nº 142) y el archiduque Carlos de Austria (lote nº 143), además de este magnífico ejemplar de 320 reales (lote nº 145) acuñado en Madrid en 1822 para Fernando VII, por el que se puede pujar a partir de 12.000 euros.

Sin embargo las piezas más valiosas de las acuñaciones españolas las encontramos en el capítulo dedicado a las emisiones de ultramar. Hablamos de estos ocho reales de Santiago de 1758 (lote nº 157), acuñados bajo el reinado de Fernando VI, pertenecientes a una emisión de la que se conocen muy pocos ejemplares y este que vemos en conservación casi sin circular. Su precio de salida es de 16.000 euros.

Y de la misma puja inicial parten estos ocho escudos de Felipe V (lote nº 179) batidos en Santa Fe de Nuevo Reino en 1743, muy raros y en muy buen estado de conservación, que encontramos entre las acuñaciones de Colombia.

En este apartado de acuñaciones de fuera de Europa hay que destacar la muestra de piezas de los Estados Unidos, con numerosos ejemplares de gran rareza, como este que vemos (lote nº 196), dos dólares y medio de la ceca de Filadelfia de 1808, que tienen un precio de salida de 48.000 euros.

Otro de los capítulos importantes de este catálogo es el dedicado a las acuñaciones del territorio de los Habsburgo, también plagado de ejemplares fuera de lo corriente. Entre ellos, estos diez ducados (lote nº 246) acuñados en Bratislava en 1663 para el emperador Leopoldo I calificados de “sin duda únicos”, lo que explica que se haya fijado por ellos una puja mínima de 80.000 euros, aunque se espera que el remate alcance los 100.000.

Este múltiplo en plata ––más de 230 gramos de peso- acuñado en Clausthal en 1654 para el príncipe Christian Ludwig de Braunsweig-Luneburgo (lote nº 360) es otra de tantas piezas considerada únicas que salen a subasta en este catálogo. Y el precio va en consonancia: 80.000 euros de salida y la estimación de que llegue a las seis cifras.

La última de las secciones de esta subasta está dedicada a monedas y medallas de Rusia. En otras ocasiones, estas emisiones han merecido un catálogo propio y aunque esta vez no sea así, tampoco faltan las rarezas ni las piezas con un precio altísimo. El mejor ejemplo es este rublo de Pedro I (lote nº 603) acuñado en 1707 en Moscú que parte ya de un precio de salida de 200.000 euros.

Finalmente, el catálogo 286 saca a subasta 250 lotes de las principales rarezas de la colección Ottar Erzaid de moneda de los territorios suecos (el resto de la colección se rematará por internet). Si bien se trata de un tema que resulta bastante lejano a la mayoría de los coleccionistas españoles, no cabe duda de que cuenta con varios ejemplares notables.

Por ejemplo, esta moneda (lote nº 1034) es la única en manos privadas de las cuatro que se conocen de los múltiplos de diez ducados que se acuñaron en Elbing (o Elblag, Polonia) en 1658 a nombre del rey Carlos X. Su precio de inicio en la puja es de 20.000 euros.

O estos cuatro ducados (lote nº 1160), batidos posiblemente en Estocolmo en 1634 con motivo del funeral del rey Gustavo Adolfo II, quinto ejemplar conocido de su tipo, por el que se puede pujar desde 16.000 euros.

Habrá que comprobar si esta interesante oferta supera las expectativas y qué apartados son los que tienen mejor acogida entre los coleccionistas, pero para ello tendremos que esperar al mes que viene.

X