Subasta de mayo de Áureo & Calicó

Subasta de mayo de Áureo & Calicó

Subasta de mayo de Áureo & Calicó 500 259 admin

Las grandes piezas de oro y las emisiones de los territorios europeos de la corona española sobresalen en la nueva oferta para la subasta en sala de este mes, que tendrá lugar el miércoles 30 de mayo en Barcelona.

Algo más de mil lotes conforman el nuevo catálogo de la subasta en sala del mes de mayo de la firma barcelonesa Áureo & Calicó. El remate tendrá lugar, como es habitual, en la sede de la firma en la Plaza del Ángel, a partir de las 16 horas del miércoles 30 de mayo.

La puja dará comienzo con el capítulo de moneda antigua (lotes 1-87), con apartados dedicados a la moneda griega, moneda romano-republicana e imperial -mayoritariamente denarios- y moneda hispánica, con predominio de las emisiones ibéricas y celtibéricas. A continuación, el capítulo dedicado a las emisiones visigodas (lotes 88-99) ofrece ejemplares muy interesantes por su rareza, como pueden ser los tremisses de la ceca de Mentesa de Gundemaro (lote nº 91) y Egica (lote nº 98) pero especialmente las piezas de Sisebuto en las cecas galaicas de Tude (Tuy, lote nº 94), con salida en 1500 euros, y Bracara (Braga, lote nº 93), único ejemplar publicado de su variante, que, a pesar de presentar el cospel faltado, saldrá a subasta a partir de 4500 euros.

También interesante es el pequeño apartado de emisiones andalusíes, que comienza con un dinar bilingüe de las primeras emisiones de al-Andalus (lote nº 100), en excelente estado de conservación, con salida en 4000 euros, y termina con una dobla nazarí de Yusuf I (lote nº 106), en calidad sin circular, a la puja a partir de 2000 euros.

De las series monetarias de los reinos cristianos podemos destacar un dinero del siglo X perteneciente a las emisiones episcopales de Vic (lote nº 108), del condado de Ausona como reza en su leyenda, pieza rarísima que tiene un precio en catálogo de 1800 euros.

Señalábamos en la entradilla de este comentario que la oferta de este catálogo está salpicada de emisiones españolas acuñadas en territorios europeos extrapeninsulares, a las que podemos añadir otras series más o menos directamente relacionadas con lo español. Así, al final de la oferta de moneda medieval, encontramos un pequeño capítulo (lotes 137-141) dedicado a las emisiones monetarias de papas españoles de la familia Borgia o Borja. Se trata de ducados y florines fechados en la segunda mitad del siglo XV, de gran belleza en su iconografía religiosa.

A continuación, otro pequeño apartado de tres lotes nos trae las poco habituales emisiones de los grandes maestres españoles de la Orden de Malta, fechadas ya a finales del XVI y en el XVIII.

De los Reyes Católicos podemos destacar un doble excelente de la ceca de Granada (lote nº 148), con salida en 4000 euros y sobre todo una pieza de un escudo acuñada en Toledo (lote nº 149), rarísima, que tiene un precio en catálogo de 6000 euros.

Prosigue la oferta con un conjunto de monedas (lotes 150-155) acuñadas en los Países Bajos con tipos de los Reyes Católicos ya en época de Felipe II, que inician un interesante recorrido por las emisiones de la corona española en territorios europeos que se ofertan en este catálogo. Algunos ejemplos de estas monedas ,que no suelen aparecer habitualmente en las subastas españolas, son la pieza de un ducado acuñado en Nápoles a nombre de Carlos I como rey de Aragón y Sicilia (lote nº 173), con un curioso busto juvenil del monarca. Su precio de salida es de 4000 euros.

No menos curioso es un ángel inglés, de la ceca de Londres (lote nº 201), acuñado durante el matrimonio de Felipe II con María Tudor, reina de Inglaterra, además en excelente estado de conservación, que se subastará a partir de 9000 euros.

De Lisboa procede el doble cruzado de Felipe III que sale a subasta con el nº 205 desde 9000 euros, y, del mismo monarca, destaca un ejemplar de cuatro escudos acuñado en Mallorca (lote nº 204), pieza rarísima y en muy buen estado de conservación cuyo precio en catálogo es de 12000 euros.

Con Felipe IV continuamos disfrutando de monedas europeas como el raro escudo de Nápoles de 1647 (lote nº 224), con salida en 3000 euros, o de soberanos y dobles soberanos como los acuñados en Bruselas (lote nº 229) y Tournai (lote nº 230), cada uno de ellos con inicio en 1800 euros.

Al llegar a la representación monetaria de Carlos II, la procedencia de las piezas más valiosas se traslada al otro lado del Atlántico, si bien algunas monedas europeas siguen salpicando la oferta de este catálogo, como sucede con las tirolesas del pretendiente austracista Carlos III. Las onzas cobran protagonismo con ejemplares tan valiosos como la acuñada en Lima en 1698 (lote nº 248), que sale a subasta a partir de 6000 euros, y la emitida en la misma ceca en 1699 (lote nº 249), con salida en 3000.

Con Felipe V encontramos piezas de plata tan interesantes como este duro de Potosí del año 1720 (lote nº 268), muy raro, con precio de inicio de 2200 euros, pero, una vez más son el escudo y sus múltiplos los que copan los valores más altos. Por razones de brevedad sólo podemos resaltar algunas de las numerosísimas piezas notables que presenta el catálogo. Así, nos hemos decantado por fijar su atención sobre el extraordinario conjunto de piezas mejicanas de Felipe V (lotes 280-286 y 290-294), con valores entre 2 y ocho escudos, cuyo punto más alto se alcanza con las onzas de los años 1713 (lote nº 291), con salida en 4000 euros, y 1714 (lotes nº 292 y 293), con precios de inicio de 6500 y 4500, respectivamente.

Fernando VI nos ofrece algunas de las monedas más valiosas de este remate, como las onzas de Nuevo Reino del año 1749 (lote nº 330), con salida en 6000 euros, nuevamente de Méjico, de 1747 (lote nº 324), con inicio en 9000 y, sobre todo, la acuñada en Guatemala en 1755 (lote nº 317), rarísima y en excelente estado de conservación, por la que se pujará a partir de 19000 euros.

Volvemos a Méjico y Lima para comentar las piezas más sobresalientes de Carlos III, con el rarísimo ejemplar de cuatro escudos de 1762 de la ceca peruana (lote nº 380), con salida en 6000 euros, o la onza de la misma ceca de 1768, a la puja a partir de 3000. De Méjico destacan las onzas de 1761 (lote nº 413) y de 1767 (lote nº 414), con precios de salida de 6000 y 4000 euros, respectivamente.

Tras la oferta monetaria de Carlos IV nos encontramos de nuevo con otra muestra de las emisiones europeas relacionadas con la corona española, que en esta ocasión nos presenta algunas monedas acuñadas por los infantes españoles en territorios italianos, en concreto, las monedas de Fernando de Borbón como Fernando IV de Nápoles (lotes nº 579-588) Fernando I de Dos Sicilias (lotes nº 589-592) y Fernando de Bobón, I de Parma (lotes nº 593-596). En este capítulo es posible toparnos con piezas tan valiosas como un ejemplar de treinta ducados acuñado en Nápoles para Fernando I de las Dos Sicilias (lote nº 592), con salida en 2200 euros o una pieza de ocho dopias de Fernando de Borbón Parma (lote nº 596), cuyo precio asciende a 9000 euros.

El paréntesis que supone la invasión napoleónica se encuentra bien representado en esta subasta con monedas de plata y oro, como las veinte pesetas de Barcelona de 1813 (lote nº 609), con salida en 2500 euros. La oferta monetaria se diversifica enormemente a medida que avanza el siglo XIX y si al principio seguimos encontrando las antiguas onzas, como las que todavía acuña Fernando VII (valgan como ejemplo las de Guadalajara y Guatemala, lotes nº 658, con salida en 6000 euros, y nº 659, desde 3000), en la abundante oferta de su hija Isabel II hallamos desde piezas de cobre hasta múltiplos del oro y, finalmente, desembocamos en el sistema de la peseta.

Ya en el siglo XX son las pruebas las piezas que presentan los valores más altos en el catálogo. De la II República, en concreto de 1937, las pruebas en cobre no adoptadas para las monedas de 10 (lote nº 860) y 25 céntimos (lote nº 861) saldrán a la puja en 3000 euros cada una. La prueba de peseta de Franco de 1944 (lote nº 862), con el retrato de Benlliure en anverso sin leyenda y en reverso el tipo de 1944, posiblemente una pieza única, se subastará también a partir de 3000 euros.

Además de los lotes de conjunto, las medallas y los billetes con los que terminará la subasta, hemos dejado para el final el amplísimo capítulo de moneda extranjera, compuesto por más de un centenar de lotes (lotes nº 865-984) y que podría depararnos más de una sorpresa. En este catálogo se ha apostado fuerte por la moneda alemana y austriaca, china, estadounidense, italiana y, especialmente, de Cuba (lotes 902-952), con un completísimo surtido de emisiones conmemorativas en oro de finales del siglo XX. Habrá que esperar al remate para comprobar cómo son recibidas estas novedades por el coleccionista español, aunque a la vista de la calidad de la oferta, auguramos un nuevo éxito de ventas para Áureo & Calicó.

    X