Tras las huellas de… maestros y grabadores: Algora y Antonino

Tras las huellas de… maestros y grabadores: Algora y Antonino

Tras las huellas de… maestros y grabadores: Algora y Antonino 500 339 admin

La nueva exposición temporal del Museo Casa de la Moneda nos acerca a la obra de estos artistas que ha quedado plasmada en billetes, sellos o lotería. Permanecerá abierta al público del 23 de mayo al 1 de septiembre.

Aunque no conozcamos sus nombres, sus obras han pasado muchas veces por nuestras manos en forma de billetes, sellos o lotería. Ahora la Casa de la Moneda ha querido resaltar la labor artística que subyace bajo estos elementos tan cotidianos dedicando esta muestra temporal a las creaciones de los hermanos Vicente y Manuel Sánchez Algora y de Antonino Sánchez.

El salmantino Antonino Sánchez fue grabador de la FNMT durante treinta años, hasta su jubilación en 1995. A su pericia con el buril debemos obras como la fachada del Banco de España que figuraba en los billetes de mil pesetas de la emisión de septiembre de 1971, entre otras muchas. Por su parte, los hermanos Algora tenían como actividad principal el trabajo de la porcelana y terminaron por introducirse en el mundo del diseño de sellos al ganar un concurso.

La muestra ocupa tres de las salas de exposiciones temporales del Museo Casa de la Moneda. La primera de ellas está dedicada a los inicios artísticos y la formación de los tres protagonistas. En ella podemos destacar, por ejemplo, las series de sellos realizadas por los hermanos Algora para el África española, con los impresionantes dibujos que tuvieron como origen.Muestra de su calidad artística es esta hiena, un dibujo para un sello del Sáhara español que finalmente no fue adoptado.

La segunda de las salas se concentra en el trabajo realizado para la FNMT: sellos, billetes y lotería. Antonino llegó a realizar más de un centenar de sellos de correos y una veintena de billetes, mientras que a los Sánchez Algora se deben unos setenta sellos españoles, otros tanto del África española y casi una treintena de extranjeros, así como décimos de lotería.

La destreza de Antonino con el buril está detrás de muchos de los billetes más conocidos de las últimas décadas del sistema de la peseta. Obras suyas son el retrato de Clarín del billete de 200 pesetas, la imagen de Colón en los de 5000, el paisaje de las Cañadas del Teide en las mil pesetas, o este retrato de un joven príncipe Felipe en el de 10000, del que les mostramos una prueba de estado realizado en calcografía monocroma.

Otra de las curiosidades de esta sala en la que no deben dejar de fijarse es este billete con el que el grabador español asombró a la Interpol: por encargo de esta institución, consigue reproducir un billete especimen de otra imprenta considerado de excepcional seguridad logrando un resultado idéntico.

El tercero de los ambientes recoge parte de la obra “no oficial” de estos artistas, como los grabados a buril realizados por Antonino tras su jubilación, dedicados a monumentos de su provincia natal, o algunas de las piezas en porcelana realizadas por los hermanos Algora, que van desde figuras de diferentes tipos a grandes murales como los que adornan el Ayuntamiento de Móstoles o la Iglesia de San Roque de Madrid.

Cada uno de los tres artistas tiene una personalidad propia. Aunque los hermanos Algora trabajaran conjuntamente, el conocimiento detallado de su obra permite distinguir los dibujos de uno y otro. En el caso de Antonino Sánchez, lo que más llama la atención es su fidelidad al original incluso en los más mínimos detalles, como nos hace ver José María Pérez García, comisario de la exposición. Este detallismo extremo es visible incluso en los sellos, como este que representa la portada de la Casa del Cordón de Burgos, que fue premiado como el mejor sello calcográfico del mundo en 1992.

Y aunque los temas arquitectónicos sin duda se encontraban entre sus favoritos, Antonino también realizó excelentes retratos como el de este sello que conmemora el centenario del poeta Jorge Guillén en 1993, también en calcografía monocroma.

Aunque gran parte de lo expuesto proviene de los fondos del Museo Casa de la Moneda y de la FNMT, la mayoría de los diseños no adoptados se conservan en las colecciones particulares de los artistas, quienes los han aportado a la exposición y, de este modo, se han ido rellenando algunas lagunas en lo que se refiere a la atribución de determinadas obras cuya autoría no estaba clara. A la colección de Manuel Sánchez Algora pertenece el diseño de este sello no emitido realizado en témpera sobre cartulina, fechado en 1964.

José María Pérez nos habla del interés expresado por la dirección del Museo Casa de la Moneda de continuar con la realización de exposiciones temporales que pongan en valor la figura de los artistas que han pasado por la Real Casa de la Moneda. Y esperemos que la iniciativa tenga continuidad ya que el resultado de esta muestra es francamente interesante. Nuestro agradecimiento a D. José Mª Pérez García, comisario de la exposición, así como a D. Fernando Seco de Arpe, conservador restaurador, por las facilidades prestadas para la redacción de esta nota.

    X