Moneda española en Cayón

Moneda española en Cayón

Moneda española en Cayón 500 254 admin

Anunciada la subasta rápida XXIII para el próximo 29 de enero, con una interesantísima selección de moneda española en la que no faltan duros, onzas e incluso un cincuentín, además de rarísimas piezas medievales.

La veterana firma madrileña Cayón empieza el año 2015 con una edición más de sus exitosas subastas rápidas, que tendrá lugar el jueves 29 de enero. La oferta en esta ocasión, de la que ya les avanzamos parte de su contenido, constará de 430 lotes entre moneda antigua, medallas, pero sobre todo moneda española, con una selección que no es fácil encontrar, y mucho menos en subastas en la red.

Como les decimos, entre las piezas más llamativas se encuentra un cincuentín de 1626 (lote nº 146) que a pesar de salir a la puja con un precio de 11.000 euros no es, ni mucho menos, la pieza más cara de la subasta, por lo que con este dato pueden hacerse una idea de la calidad de la oferta.

Ya en las emisiones de los reinos cristianos medievales encontramos tres doblas de la banda y nada menos que dos rarísimos ejemplares de Alfonso de Ávila (lote nº 123) y Enrique IV (lote nº 124). La primera pieza, una dobla de Burgos, es rarísima y con leyendas inéditas.

La que vemos en portada (lote nº 124), segundo ejemplar conocido de su tipo, es un enrique de la silla que ha sido atribuido por algunos autores a Alfonso de Ávila, pero que mejor parece haber sido acuñado por el propio rey Enrique para reivindicar su autoridad. Sobre ambos ejemplares y su contexto histórico encontrarán una detallada explicación en el catálogo de la subasta.

Son numerosas las piezas de ocho escudos, tanto de los Austrias como de los Borbones, cuyo precio de inicio supera los 10.000 euros, como sucede con esta rarísima onza batida en Madrid para Felipe IV (lote nº 142) con fecha 1645 sobre 3.

O esta otra, acuñada casi un siglo más tarde -1744- en Nuevo Reino para Felipe V (lote nº 156), de extraordinaria rareza. De hecho, estas dos onzas que hemos traído como ejemplo podrían ser los segundos ejemplares conocidos de sus respectivos tipos.

Y si hablamos de acuñaciones en plata, no se quedan atrás en rareza estos ocho reales de Zaragoza, acuñados en 1611 para Felipe III (lote nº 139), además en muy buen estado de conservación.

Aunque la joya del remate podrían ser los ocho reales de Lima del ensayador Rincón (lote nº 133), perteneciente a las primeras acuñaciones de la ceca bajo Felipe II, que sale a subasta a partir de nada menos que 30.000 euros.

Las acuñaciones del siglo XIX mantienen el grado de rareza y la calidad de sus antecesoras, gracias a ejemplares como estos 20 centavos de Isabel II de Manila del año 1867 (lote nº 278), en excepcional estado de conservación, conservando incluso todo su brillo original.

O también, por ser ejemplares menos habituales en las subastas, las acuñaciones de Carlos VII, encabezadas por este duro de Oñate de 1878 (lote nº 304).

Como verán se trata de una oferta de lo más interesante que se completa con los capítulos de moneda antigua y que concluye con una no menos interesante colección de medallas anglo española. A medida que se acerque la fecha del remate les ofreceremos un comentario más detallado y hasta entonces les recordamos que podrán acceder a la subasta on-line desde la página web de Cayón (www.cayon.com ) o pinchando sobre el anuncio de la firma en la portada de esta revista.

X