Selección 2013 de Áureo & Calicó

Selección 2013 de Áureo & Calicó

Selección 2013 de Áureo & Calicó 500 261 admin

500 exclusivos lotes, en su mayoría de moneda española, pero también antigua, extranjera, medallas y billetes, para esta subasta que se celebrará en Barcelona el jueves 7 de marzo a partir de las 17 horas en el marco de la Semana Numismática de la ANE.

Desde moneda antigua hasta billetes, la selección de 500 piezas que ha preparado la firma barcelonesa Áureo & Calicó, abarca todas las etapas de la historia monetaria, especialmente española. El remate tendrá lugar en Barcelona, el jueves 7 de marzo en sesión de tarde, coincidiendo con la celebración de la Semana Numismática de la ANE, y a continuación de la subasta general organizada por la misma firma, que se realizará por la mañana.

La oferta de esta selección comienza con la moneda romana, que está teniendo una excelente acogida últimamente, y dentro de ella, con varios denarios republicanos, si bien lo más llamativo son un espectacular trío de áureos imperiales. El primero de ellos es este emitido por Trajano (lote nº 6), con un bellísimo reverso en el que Júpiter protege con su mano al emperador. Su precio de salida es de 6000 euros.

Para este otro a nombre de Lucio Vero(lote nº 7), con Victoria y escudo en el reverso, tipo muy raro y en conservación sin circular, el precio de inicio asciende hasta los 9000 euros.

A continuación, el impactante retrato frontal de Licinio y de Júpiter en el reverso de este áureo, una de las últimas emisiones de este nominal, que presenta el lote nº 8, con un precio en catálogo de 5000 euros.

De la moneda hispánica destacamos esta dracma de Arse (lote nº 15), con cabeza laureada de Herakles y toro androsopo, y la leyenda en cartela arskitar. Pieza rara y en conservación casi sin circular, sale a subasta a partir de 2000 euros.

El siguiente capítulo en la historia monetaria española es el de las emisiones visigodas, en las que hay que destacar una pieza de las primeras emisiones sin nombre de monarca (lote nº 16), imitación de Justino II, y ya de las consideradas propiamente visigodas, el tremissis de Recaredo de la ceca de Tirasona (lote nº 17) y especialmente, una de las raras monedas acuñadas por Recaredo II, del taller de Barbi (lote nº 20), con una puja de inicio de 3500 euros.

La representación de moneda andalusí la encabeza esta bella dobla nazarí acuñada por Alí ibn Saad (lote nº 29), con salida en 2000 euros.

Más abundante es la oferta de emisiones de los diferentes reinos cristianos, comenzando por el de Aragón, con los florines acuñados para Juan I en Barcelona (lote nº 40: salida en 2500 euros), o el de Alfonso IV en Mallorca (lote nº 53: a partir de 3000 euros), ambos rarísimos.

Sin embargo, en esta ocasión son Castilla y León los que presentan un capítulo más interesante. Ya entre los primeros lotes despunta este espectacular morabetino (lote nº 64) acuñado por Fernando II en León, pieza extraordinariamente rara y en muy buen estado de conservación. Su precio en catálogo es de 18000 euros.

Seguimos adelante hasta encontrarnos poco después con esta bellísima dobla de Alfonso X (lote nº 67), sin marca de ceca y en conservación casi sin circular, por la que se pujará a partir de los 4500 euros.

A continuación una dobla de 20 maravedíes de Pedro I (lote nº 68: salida en 3000 euros) y, tras un buen surtido de piezas en plata, la abundante muestra de emisiones de Enrique IV (lotes 86 a 95), con enriques de la silla, castellanos y medios castellanos, encabezados por el enrique sevillano que sale con el nº 88 y 6000 euros de inicio y el de Segovia (lote nº 89), considerado pieza inédita y posiblemente única, a la puja a partir de 4000.

Al mismo monarca pertenece este real de anagrama acuñado en la ceca de La Coruña (lote nº 101), una de las monedas en plata más valiosas de la oferta por su extraordinaria rareza, de ahí que su precio de salida se sitúe en 3000 euros.

Otro capítulo notable es el de las emisiones realizadas para Alfonso de Ávila (lotes 105-108), que comienzan con esta dobla acuñada en Medina del Campo (lote nº 105), inédita y posiblemente única, además de en muy buen estado de conservación. La puja mínima por esta pieza es de 15000 euros.

Los Reyes Católicos nos ofrecen también un apabullante surtido de piezas en oro y plata (lotes 109-135), de las que nos fijaremos en un par de lotes. El primero es este castellano de la ceca de Burgos (lote nº 123), extraordinariamente raro y en excelente estado de conservación, cuyo precio en catálogo es de 15000 euros.

Aún más valioso es este doble castellano del taller de Sevilla (lote nº 129), rarísimo, con salida en 25000 euros aunque podría alcanzar en la puja los 40000.

Iniciamos el repaso al amplio capítulo de monarquía española con este doble ducado emitido en Zaragoza a nombre de Juana y Carlos (lote nº 143), de una rara variante en sus leyendas, que tiene un precio en catálogo de 6000 euros.

Entre las onzas que jalonan la oferta, hay que comenzar señalando esta (lote nº 167), de Felipe IV, fabricada en el Ingenio de Segovia en 1635, rarísima y en excelente estado de conservación, por la que se pujará a partir de 25000 euros.

La abundancia de oro se despliega con la llegada de los Borbones: de Felipe V, destacamos las dos onzas madrileñas de 1723 y 1729 (lotes nº 192 y 193), con salida en 8000 y 9000 euros, respectivamente, o la acuñada en Segovia (lote nº 195), con fecha 1721/19, a partir de 9000 euros.

Pero tampoco debemos dejar de lado piezas en plata como estos cuatro reales de tipo redondo, acuñados en Lima en 1714 (lote nº 177), sin la perforación que es tan común en estas piezas, y con un precio de salida de 3000 euros.

La joya de la subastas es sin duda este ejemplar de ocho escudos (lote nº 199) acuñado en Segovia durante el breve reinado de Luis I. A la enorme rareza de cualquiera de las emisiones de este monarca se une el estado de conservación de la pieza, casi sin circular, y conservando el brillo original. Todo ello suma para que la puja mínima por esta moneda sea de 75000 euros, aunque la estimación publicada en el catálogo alcance los 125000.

También es extraordinariamente rara esta onza acuñada en Madrid en 1749 para Fernando VI (lote nº 209), mismo año y ceca de los dos escudos que salen con el nº 207. El precio de esta última es de 4000 euros, mientras que el de los ocho escudos asciende a 18000.

Al primer año del tipo “cara de rata” de Carlos III corresponde esta onza acuñada en Santa Fe de Nuevo Reino en 1762 (lote nº 275), muy rara y en excelente estado de conservación, y precio de salida en 6000 euros.

Pasamos ya al siglo XIX de la mano de las emisiones de Fernando VII y cambiamos a la plata para fijarnos en esta pieza de ocho reales (lote nº 376) acuñada en Manila en 1830 sobre una moneda de Perú, que sale a la puja a partir de 6000 euros.

Aunque las emisiones en oro de este monarca también nos deparan ejemplares tan interesantes como una onza acuñada en Guadalajara en 1821 (lote nº 392: salida en 6000 euros) y los 320 reales de Madrid de 1823 (lote nº 395), rara y en estado de conservación casi sin circular, a partir de 8000 euros.

De las series monetarias de Isabel II hemos querido destacar dos pruebas de presentación de 20 reales en plata, ambas de gran rareza y en calidad flor de cuño. La primera se fecha en 1837 (lote nº 436) y la segunda en 1850 (lote nº 438). El precio de salida de cada una de ellas es de 2500 euros.

Del sistema de la peseta sobresale esta pieza en oro de Alfonso XIII, con valor de 20 pesetas, que sale con el nº de lote 478 y 3000 euros de inicio.

El breve capítulo de moneda extranjera, formado por sólo nueve lotes, se inicia con este espectacular ejemplar de 15 ducados (lote nº 481) emitido por Matías I de Hungría, que reproduce el tálero de con la efigie de los tres césares del Sacro Imperio Germánico: Maximiliano I, Carlos V y Fernando I. Su precio de salida es de 9000 euros.

Esta rarísima medalla en oro, fabricada en Méjico quizás en 1816 con la efigie de Fernando VII (lote nº 492), es el lote más valioso de su sección, con una puja de inicio de 4000 euros.

El capítulo final de esta selección está dedicado a la notafilia, con una breve representación de solo cinco lotes, pero en los que de nuevo se encuentran ejemplares interesantes y valiosos, atendiendo a lo que debe ser un catálogo selecto como este. Por nuestra parte nos hemos fijado en las pruebas del billete de 500 pesetas de la emisión de 1884, que se ofertan con el nº 498 y 1800 euros de salida.

    X