Subasta de Künker en Berlín

Subasta de Künker en Berlín

Subasta de Künker en Berlín 500 251 admin

Como previo a la World Money Fair, la veterana firma organiza un interesante remate dedicado a rarezas de moneda de todo el mundo, con acuñaciones alemanas, rusas, del resto de Europa y también de ultramar.

El próximo 4 de febrero la firma alemana Künker celebrará su subasta en sala en Berlín, en el marco de las actividades organizadas con motivo de la World Money Fair de este año. Por ese motivo en la oferta que sacan a la puja, con un total de 911 lotes, tiene un gran protagonismo la moneda extranjera, especialmente la europea y dentro de ella, la rusa.

Por supuesto que no dejan de lado las acuñaciones alemanas, que suponen casi la mitad del catálogo, y entre las que encontramos ejemplares de la más alta rareza, con precios estimados de remate que rondan o superan los 50.000 euros, como es el caso de este ejemplar de 7 ducados (lote nº 180) acuñado por Placidus von Droste en 1688 en la ciudad de Fulda, segunda pieza conocida de su tipo, y además en conservación sin circular, que sale con una puja mínima de 48.000 euros.

O este Reichstaler (lote nº 301) batido en Dresde para Federico Augusto I de Prusia y II de Polonia, en conmemoración de la instauración de la orden polaca del Águila Blanca. El precio de salida de esta moneda es de 40.000 euros.

Del capítulo dedicado a las acuñaciones de los territorios de los Habsburgo no queremos dejar de mostrarles esta espectacular pieza de doce ducados (lote nº 432) acuñada en el arzobispado de Salzburgo en 1594 con el tipo de torre en el reverso. Con un precio en catálogo de 60.000 euros, se calcula que puede alcanzar los 75.000 de remate.

En cuanto a la moneda del resto de Europa, hay que destacar el capítulo de moneda francesa, en el que encontramos el lote que tiene un mayor precio de salida de todo el catálogo. Se trata de esta prueba en oro de 5 francos (lote nº 499), fechada en el año 10 del consulado (1801-1802), que parte de nada menos que 100.000 euros de puja mínima y tiene una estimación de remate calculada en 125.000. Es un precio muy elevado, pero hay que tener en cuenta que se presenta en conservación casi sin circular y sobre todo, que se trata del único ejemplar que se conserva en manos privadas. Además ostenta un pedigrí inmejorable, pues procede de la antigua colección del príncipe Luis II de Mónaco.

Otra moneda que podría alcanzar una adjudicación de seis dígitos es este cuádruple Reichstalerklipper (lote nº 624) acuñado para Gabriel Bethlen, príncipe de Transilvania en 1626. Es una pieza de extraordinaria rareza por la que se puede pujar a partir de 80.000 euros y que parte con un cálculo de remate de 100.000.

En cuanto a España, la oferta se reduce a tan solo tres lotes, pero el primero de ellos es nada menos que un cincuentín (lote nº 607), batido para Felipe IV en 1631. Se trata de la misma pieza que subastó Cayón en abril del pasado año y que entonces se remató en 36.000 euros. Curiosamente, su precio de salida en esta subasta es de 32.000, con una estimación de 40.000.

También conviene llamar la atención sobre la medalla en oro con los tipos de la peseta del Gobierno Provisional (lote nº 609), firmada por Luis Marchionni en 1868. Su precio de salida es de 6.000 euros.

Del medio centenar de lotes que forman el capítulo dedicado a las acuñaciones del resto del mundo destaca por la representación de emisiones norteamericanas, con una buena selección de rarezas que comprende incluso medallas y jetones del siglo XVIII.Por ejemplo, estos 50 dólares acuñados en California (lote n1 672) tienen un precio de salida de 28.000 dólares.

La subasta concluirá con el apartado dedicado en exclusiva a Rusia, con casi doscientos cuarenta lotes, y en el que se suceden las piezas raras y valiosas. Entre las que parten con mayor precio de salida se encuentra este rublo de 1757 (lote nº 733) acuñado en San Petersburgo durante el reinado de la emperatriz Isabel, de la más alta rareza y en conservación sin circular, que desde 60.000 euros de salida, podría alcanzar 75.000 de martillo.

Como verán se trata de una oferta en la que los aficionados a la moneda extranjera, especialmente la europea, tienen mucho y bueno donde escoger. Eso sí, deberán disponer de una cuenta corriente saneada, de esas a las que no les afecta la cuesta de enero.

X